La prensa extranjera analiza las medidas anunciadas por el gobierno español contra intereses argentinos en respuesta por la nacionalización de YPF.  Destacan que el gobierno español ha planteado restricciones las importaciones de biodiesel, una industria clave para Argentina, pero sin dar detalles del plan. Recojen la dificultad de tomar represalias duras contra el país andino y el Financial Times incluso advierte del riesgo de algunas medidas.

Rajoy con Crisitna Kirchner en 2007
(Foto: Flickr/Mariano Rajoy)

El Wall Street Journal destaca que: “la primera respuesta económica de España es una medida que obliga a que todo el biodiésel mezclado para hacer combustible que se procese en España proceda de países de la UE. Se corta asi el flujo directo de biodiesel argentino en España, que en 2011, facturó alrededor de 750 millones de euros y representó aproximadamente el 45% del consumo de biodiesel de España. La decisión de España contra las exportaciones de biodiesel argentino va contra una industria clave para Argentina, la producción de soja.

La medida también puede aliviar un poco la presión económica sobre las 51 plantas españolas de producción de biodiesel. Los productores españoles de biodiesel han estado exigiendo una medida como esta desde hace dos años a causa de lo que consideran una competencia desleal por parte de Argentina e Indonesia, cuyas exportaciones a España han crecido rápidamente en los últimos años.”

Bloomberg apunta que “la  orden ministerial ofrecerá incentivos para usar biodiesel español y de la Unión Europea. `España seguirá buscando medidas diplomáticas y acciones en todos los foros”, dijo Sáenz de Santamaría después de una reunión del gobierno, sin ofrecer más detalles. La respuesta de España se queda un paso por debajo de las promesas de esta semana del ministro de Industria, José Manuel Soria, quien amenazó con tomar como represalia medidas `claras y decisivas´ en comercio, industria y energía.”

El Chicago Tribune asegura que “una represalia dura es difícil contra un país que ha sido excluido de los mercados de deuda mundiales y ha ignorado las multas internacionales en los conflictos anteriores. España compró dos tercios de las exportaciones de biodiesel de Argentina entre enero y marzo de este año, según la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio). `La exclusión de la Argentina tendría efectos directos y negativos en la producción y las ventas´, dijo Gustavo Idígoras, un analista argentino de biocombustibles. `El país tendría que realizar un mayor esfuerzo si se pierde el mercado español´.

El Financial Times recoge: “España dio su primer golpe unilateral, anunciando que limitaría las importaciones de biocombustible argentino. Madrid ha amenazado en repetidas ocasiones a Buenos Aires con “consecuencias”, pero no dió detalles del plan sobre biocombustibles. España importó biocombustibles por valor de 700 millones de euro de Argentina el año pasado”. Aunque avisan también que “pese a las peticiones de empresas europeas para dar una respuesta contundente, algunos analistas comerciales han advertido que aumentar los aranceles sobre los productos argentinos podría en última instancia, castigar a los consumidores europeos, en particular en el sector agrícola.”

El Daily Telegraph apunta que: “El Consejo de Ministros español ha introducido medidas para promover el biodiésel producido en la UE, reduciendo así las importaciones procedentes de Argentina. Alrededor de la mitad de todo el  biodiesel que se consume en España procede de las importaciones argentinas, explicó Soraya Sáenz de Santamaría. Y añadió que España seguirá aplicando `medidas diplomáticas en todos los foros para defender los intereses españoles en Argentina´. Sin embargo, en un posible revés para los esfuerzos de España, el Fondo Monetario Internacional ha rechazado las sugerencias de que se involucre en cualquier acción de represalia.”

El diario francés Romandie asegura: “La presidenta argentina Cristina Kirchner ha reaccionado con ironía al anuncio de Madrid de una limitación a la importación de biodiesel argentino tras la expropiación de YPF, resaltando España tendría que pagar más caro por dicho producto.”

Print Friendly, PDF & Email