El intento de nacionalización de la petrolera YPF es el tema central de los grandes medios argentinos. Explican que la decisión del gobierno de Cristina Fernandez Kirchner que parecía firme a lo largo de todo el jueves se postergó en el último momento. Lo achacan a las exigencias de algunos gobernadores de distritos petroleros, a la preocupación de otras empresas del sector y a la seria reacción del Gobierno español y la UE.

Portada de Pagina 12

Clarin subraya: “Advertencia muy dura de España sobre YPF. El gobierno español reaccionó con ??preocupación y disgusto? ante lo que considera la inminente expropiación de YPF por el gobierno argentino. El Gobierno dijo que toda hostilidad hacia sus empresas ??es hostilidad a España?. Hace mucho tiempo que no se registraba una reacción en tono tan áspero por parte del ejecutivo español como la que protagonizó ayer el ministro de Industria, José Manuel Soria. El alto funcionario se encontraba en Varsovia acompañando al jefe de gobierno, Mariano Rajoy, y sus enérgicas declaraciones, palabra por palabra, están directamente avaladas por el gobierno.

Este es un mal momento para que el gobierno español, sumergido en una crisis económica de gran calado, tenga que enfrentarse tan duramente a un país como la Argentina. ??Pero, si no reaccionamos a la expropiación estas actitudes se van a repetir? , dijo la fuente que consultó este diario.” En cuanto al borrador que circuló sobre lo que pretende el gobierno aseguran: “impulsaba fuertes cambios en el mercado petrolero. Además de tomar el control de YPF aumentaba el peso del Estado en la regulación del sector.”

La Nación habla de “Advertencia de la Unión Europea ante la posible restatización de YPF. El intento del Gobierno de reestatizar la petrolera YPF generó una fuerte preocupación en la Unión Europea (UE), al punto de que en las últimas horas el presidente de la Comisión de ese bloque regional, José Manuel Barroso, se comunicó con Cristina Kirchner para expresar la necesidad de resolver el conflicto entre la empresa de capitales españoles y el Estado argentino mediante “la mejor negociación posible” y evitar el eventual incumplimiento del contrato.”

Explican que el anuncio de nacionalización de la petrolera se postergó “por disidencias entre gobernadores. Hubo una tensa reunión con la Presidenta, en la que se expusieron temores por el plan oficial”. Y que las diferencias se centran en tres puntos: ” el precio de referencia del barril, que Guillermo Moreno fijó aquí en 42 dólares y que los gobernadores consideran bajo; el valor del gas en boca de pozo (hoy de 3 dólares por millón de BTU) y la posibilidad de que el control y la regulación pasen al Estado nacional”.

Página 12 publica un portada irónica cuyo titular es “¿Estash nerviosho, Repshol?”. Explican que “en medio de una insólita operación de prensa que dio por enviada al Congreso una ley que  nunca llegó y de presiones destempladas desde España, CFK y De Vido mantuvieron reuniones con los gobernadores de las provincipas petroleras sobre cçomo seguirá el avance del Estado en YPF…” Y sobre la reacción del gobierno español apuntan: “Amenaza de un país en crisis“.

Los Andes recoge: “El gobierno quiere que el 50,01% de YPF sea del Estado.
Lo indica un borrador del proyecto que llegó a manos de legisladores del oficialismo. Por la tensión y los rumores, la Presidenta no efectuó ayer el anuncio.”

La Voz resalta: “Entre quejas y reuniones demoran anuncio sobre YPF. Contra lo que había anticipado el propio oficialismo, la Presidenta postergó anuncios. Entre las razones que se mencionan están las exigencias de algunos distritos petroleros, la preocupación de otras empresas del sector y el fuerte planteo del Gobierno español.”

El diario Uno asegura: “Fuerte rechazo de España a la posible estatización de Repsol”

Print Friendly, PDF & Email