La decisión del gobierno español de retirar el estatus diplomático del delegado en Madrid del gobierno flamenco es noticia destacada en los medios belgas. Se destaca que la medida ha sido tomada tras las declaraciones de Jan Peumans, presidente del parlamento de Flandes cuyas críticas sobre Cataluña provocaron “la ira” de Madrid. Y se subraya la reacción de los políticos flamencos que señalan que la decisión de España es “inédita en la historia de la UE”, aunque algunos medios citan a expertos que apunta que la retirada es sobre todo un “acto simbólico”, ya que la relación diplomática con Bélgica se mantiene inalterada.

Aunque hay que recordar que la relación bilateral ha sufrido en el último año varias sacudidas. En octubre de 2017, los medios belgas resaltaron la “furia del gobierno español” hacia el primer ministro Charles Michel por su reacción tras el 1-O. Aunque también señalaron, una vez que se supo que Carles Puigdemont se había refugiado en Bélgica para evitar su comparecencia ante la justicia española, que la presencia del ex presidente catalán provocaba “malestar” entre las autoridades locales.

La Libre Belgique califica de “inédita en la historia de la UE” que España levante sus lazos diplomáticos con Flandes. Recoge la reacción Geert Bourgeois, ministro-presidente de Flandes que ha calificado la retirada del estatus diplomático a su enviado a España de “acto muy inamigable” y ha asegurado que convocará al embajador de España lo antes posible para que España revierta su decisión. Añade que Bourgeois afirma no haber recibido ninguna notificación oficial de la retirada y recoge sus palabras asegurando que “algo así no se ha producido nunca en la historia de la Unión Europea, ni de la CECA en 1952, ni probablemente desde 1945.”

Le Soir resalta que España retira el estatus diplomático al delegado del gobierno flamenco en Madrid. El rotativo explica que la decisión del gobierno español se produce desepués de las declaraciones del presidente del parlamento flamenco, Jan Peumans (N-VA) que habría insultado a España en una carta enviada a Carmen Forcadell, ex presidenta del Parlamento catalán y actualmente encercelada. Señala que esto habría “provocado la ira” de Madrid y que el ministro de Asuntos Exteriores deje de considerar al delegado del gobierno flamenco, André Hebbelinck como agente diplomáticos de la embajada de Bélgica. Resalta que el propio Josep Borrell comunicó en persona la noticia el embajador belga, Marc Calcoen, convocado para ello, y añadió que España no dará estatus diplomático a ningun otro representante del gobierno flamenco. Añade que el ministro de exteriores belga, Didier Reynders ha anunciado que no intervendrá en el asunto y no se reunirá con el embajador español.

De Tijd apunta que España rompe relaciones diplomáticas con Flandes. El rotativo flamenco resalta que el ministro de Asuntos Exteriores española ha retirado el estatus diplomático del representante flamenco en Madrid por las “declaraciones negativas” de Jan Peumans. Recuerda que el presidente del parlamento flamenco ha asegurado que España “no cumple las condiciones para ser parte de una UE democrática” y ha calificado de “inadmisible” el encarcelamiento de los políticos catalanes por el 1-O. Apunta que España también acusa a Peuman de hacer paralelismos entre la situación en Cataluña y la guerra de Bosnia en los 90, algo que el gobierno español ha considerado “inaceptable”. Aunque apunta el político flamenco ha negado haber hecho esta comparación. Pero recoge que Peuman también ha asegurado que no será más “prudente” en sus declaraciones sobre Cataluña afirmando “En mi país digo lo que creo que debería decirse”.

De Morgen recoge la “brusca” reacción de Peumans por el enfrentamiento diplomáticos y sus palabras: “Han sacado las cosas de contexto”. El diario flamenco explica que declaraciones críticas del presidente del parlamento, Jan Peumans, han provocado que España rompa sus relaciones diplomáticas con la región. Y se hace eco de que ante esto, Peumans ha reaccionado bruscamente asegurando que no le gusta la decisión española y cree que han sacado las cosas de contexto. Cita a otros políticos flamencos que apuntan que España podría estar usando el caso para “dar una lección a Bélgica”, pero añade que un profesor de política europea resalta que es un acto “principalmente simbólico”, ya que las relaciones doplomáticas con Bélgica se mantienen con normalidad.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email