La retirada de la reforma de la ley del aborto en España es noticia medios de todo el planeta que analizan los motivos del gobierno. También recogen en segundo término la dimisión del ministro Ruiz Gallardón en protesta. Destacan que Mariano Rajoy ha “reconocido tácitamente” que los cambios previstos en el anteproyecto de ley -y que convertían a España en uno de los países más restrictivos de Europa para abortar-  iban a dividir a la sociedad y también a su propio Partido Popular que vivía un “infrecuente brote de disidencia” en vísperas de un año electoral.

Financial Times dice que la decisión de Rajoy busca evitar la disidencia dentro del PP y la ruptura interna. La crónica de Tobias Buck dice que Rajoy ha abandonado su plan de endurecer la ley del aborto en España, en un intento por evitar una reacción de los votantes de centro y silenciar a un “poco frecuente brote de disidencia” dentro del PP. Sostiene que la medida supone un reconocimiento tácito de que los cambios previstas amenazaban con dividir no sólo a la sociedad española sino al propio partido del señor Rajoy, hasta ahora “famoso por su coherencia y disciplina”. Aunque el texto advierte que la retirada de la ley también tiene un coste político y que “al menos a corto plazo” enfrentará a Rajoy con la iglesia y el sector ultraconservador.

Wall Street Journal señala que Rajoy retira la ley tras las críticas generalizadas. Recoge que el gobierno español ha retirado un proyecto de ley que habría impuesto algunas de los “más estrictos restricciones de Europa” sobre el aborto, inclinándose ante el sentimiento popular y la disidencia dentro del conservador Partido Popular. Añade que la decisión de Rajoy sobre uno de los temas sociales “más divisivos” en un país de mayoría católica provocó fuertes protestas por parte de algunos de los principales simpatizantes de su partido y la renuncia de su ministro de Justicia, principal defensor del proyecto de ley. Y recuerda que la reforma hubiera recortado casi toda la ley de 2010 que puso a España en la línea de la mayoría de países de Europa en la materia.

Liberation cree que la retirada del “proyecto ideológico” se debe a razones electorales y de minoría política. El texto de François Musseau sostiene que la reforma era un “proyecto ideológico” del ministro de Justicia ultraconservador, Alberto Ruiz-Gallardón convencido de que había que “dar derechos a los niños concebidos”. Pero desde el principio, sólo una minoría del partido gobernante se posición en esa misma línea radical. Y apunta que el “texto-diatriba” ha sido sacrificado por el Gobierno español por razones electorales y para no dividir a la sociedad española que también debe afrontar el desafío catalán.

Frankfurter Allgemeine dice que el gran ajuste conservador del aborto se abandona por temor a la pérdida de votos. El texto de Leo Wieland dice que no se va a producir el gran ajuste conservador sobre el aborto en España. Señala que tras tres año de debate sobre la ley de su predecesor socialista José Luis Rodríguez Zapatero, el primer ministro Mariano Rajoy ha abandonado ahora la reforma por temor a la perdida de votos en las elecciones parlamentarias del próximo año.

The Guardian recoge las críticas al gobierno español de los pro-vida y… de los pro aborto. Señala que votantes del PP expresaron su decepción por la negativa del gobierno a impulsar los cambios y se comprometieron a no votar al partido, como Gador Joya, que Derecho a la vida que acusó a Rajoy de `escupirles en la cara´. Pero apunta que Isabel Serrano, portavoz de Decidir Nos Hace Libres, aunque celebró la retirada de la ley aseguró que el gobierno debe pagar un precio político para usar los derechos de las mujeres como una herramienta con fines políticos. `Han hecho mucho daño. España era vista como similar a otros países progresistas de Europa y ahora hemos perdido esa imagen. Alguien debe pagar por eso”, afirma en el diario.

The Irish Times afirma que el tema del aborto ha sido un dolor de cabeza para Rajoy y que falló en movilizar al electorado conservador. Recoge que el ministro de Justicia que supervisó la ley dimitió justo después de su retirada “enfadado por haber sido socavado” por el presidente. Pero señala que el asunto del aborto ha sido un dolor de cabeza para Rajoy, que esperaba que movilizar a los votantes conservadores de cara a las europeas de mayo y las autonómicas y municipales de 2015, pero en cambio ha visto como había mayores manifestaciones en contra, encuestas que revelaban un rechazo del 80% de la población e incluso voces de altos cargos dentro del propio PP manifestaban sus recelos haciendo fallar su estrategia.

BBC señala que la reforma propuesta había dividido al PP y que hay elecciones el próximo año. Destaca que la ley propuesta había provocado una amplia oposición y hasta disidencia en el Partido Popular de Rajoy, aunque estaba en su programa electoral de 2011. Apunta que España es un país mayoritariamente católico y muchos simpatizantes del PP son practicantes, pero la ley había dividido al partido. Y recuerda que aunque la reforma esta una parte central de su programa electoral, el gobierno tardó dos años en sacar su propuesta.

Deustche Welle recoge la dimisión de Gallardón en protesta por la retirada de la ley. Explica que el gobierno conservador español ha abandonado sus planes para hacer una ley más restrictiva sobre el aborto y que el paladín de la reforma, el Ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón ha dimitido en protesta. Además menciona que la ley había provocado fricciones incluso dentro del PP.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)