La constructora española podría pedir a la Autoridad del Canal de Panamá una compensación por valor de 5.673 millones de dólares (5.363 millones de euros) por los sobrecostes y retrasos en la histórica obra de ampliación. La noticia ha sido revelada por El País y ha provocado revuelo en Panamá. Los medios locales subrayan especialmente que esta cantidad que podría reclamar Sacyr, líder del consorcio que llevó a cabo las obras, superaría el precio original de la ampliación y terminaría duplicando el coste para el país, algo que algunos políticos panameños ya han calificado de “injusto”.

Crítica enfatiza que Sacyr reclama más que el precio original de la ampliación del canal. Recoge la información de El País de que el consorcio Grupo Unidos por el Canal, liderado por la constructora española, tiene previsto reclamar a la Autoridad del Canal de Panamá 5.673 millones de dólares por sobrecostes y retrasos. Apunta que esta sería la cantidad máxima que podría demandar Sacyr, aunque aún no se ha tomado la decisión. Pero resalta que esta cantidad sería superior al precio original de las obras completas de la ampliación que fue de 5.250 millones de dólares.

La Estrella de Panamá señala que de prosperar la reclamación de Sacyr, el coste de la ampliación se duplicaría. La crónica de Ismael Gordón recuerda que la ACP adjudicó el proyecto en 2009 al consorcio GUPC por 3.118 millones de dólares, aunque la obra finalmente se inauguró con un coste de 5.450 millones. Pero advierte de que el consorcio que construyó el tercer juego de esclusas ha aumentado importe que reclama a la Autoridad del Canal por sobrecostes, pasando de los 3.277 millones de dólares anteriores a los 5.673 millones que ha fijado ahora. Y avisa de que si prospera esta reclamación, el coste de la obra se duplicaría. Añade que el proyecto de ampliación debía haberse culminado en octubre de 2014, pero las obras se paralizaron varias veces por “discrepancias entre las partes” sobre la cuantía de los sobrecostes y finalmente la infraestructura se entregó el 26 de junio de 2016.

La Prensa dice que GUPC reclama 5.673 millones por “presuntos sobrecostos”. La información de Ángel López explica que el consorcio liderado por Sacyr ha informado de que está dispuesto a reclamar 5.673 millones de dólares por los retrasos y sobrecostos de la obra, que en su titular califica de “presuntos”. Apunta que el contrato fijaba una fecha límite para establecer la cuantía máxima que se podría reclamar en el futuro y Sacyr asegura que lo ha hecho para no perder derechos futuros. Menciona además que el grueso de las reclamaciones se debe a la calidad del basalto, fallas inesperadas en los terrenos sobre los que se desarrollaron los trabajos, huelgas y cambios normativos.

Panamá América destaca que el reclamo del consorcio está por encima del coste de la ampliación y que algunos lo califican de “injusto”. Se hace eco de los 5.673 millones de dólares que planea reclamar GUPC y resalta que se trata de una cifra superior a los 5.450 millones de dólares que costó la ampliación del canal que tardó nueve años. Cita la opinión del ex presidente Ricardo Martinelli que considera “injusto” que la empresa española reclame esta cantidad en sobrecostes que sobrepasan el precio total de la obra y a otros políticos que aseguran que el contrato estaba blindado en 5.200 millones. Recuerda que el litigo se decidirá en arbitraje internacional.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.