Numerosos medios internacionales se hacen eco de la reducción de sueldos y presupuesto de la Casa Real española. Lo presentan como un gesto de transparencia de la monarquía… bajo presión de los escándalos y la crisis. El más radical es el diario francés Le Nouvel Observateur que plantea incluso la hipótesis de que el Rey abdique para borrar el impacto de la declaración de la Infanta.

Le Nouvel Observateur señala que pese a adoptar la transparencia como eslógan, el Rey se ve ante el dilema de abdicar o morir. El texto de Serge Rafty sostiene: “”Es el nuevo eslogan de la monarquía española: la transparencia. Ahora, cada movimiento de la familia real debe pasar por el tamiz de los controladores públicos y el Parlamento a cielo abierto. Ayer la oficina de Su Majestad jugó a ser Don Limpio presentando a Juan Carlos como el soberano que menos gasta de todas las cabezas coronadas de Europa, desvelando su presupuesto para 2014, con un lujo de detalles increíbles.

 

Nunca la expresión “volver a dorar el blasón” ha sido más apropiada para una familia que hace aguas por todas partes. Y el interrogatorio a la Infanta Cristina será una deflagración mediática de la que es difícil medir los efectos. Y se barajan En la tormenta, el Rey, cuya popularidad se desploma, abdicaría para causar un electroshock en la opinión y así borrar la secuencia de la `Infanta Cristina corrupta´. Una jugada de póker  que propulsaría al príncipe Felipe al trono. Y sin embargo, un hombre rechina ante este cambio radical: el propio Rey.”

Financial Times habla de ejercicio de transparencia de la Familia Real detalla hacia un público desencantado. La crónica de Tobias Buck señala: “La familia real española desveló el lunes los sueldos y gastos de todos sus miembros, en lo que es el último de una serie de gestos del rey Juan Carlos para restaurar el vacilante apoyo público a una monarquía empañada por los escándalos y los errores. El nuevo ejercicio de transparencia se produce apenas unos días antes de que la hija menor del rey tenga que comparecer ante un tribunal como sospechosa formal en una investigación de fraude.

 

Los partidarios de la monarquía llevan tiempo afirmando que el rey Juan Carlos y su familia suponen una carga financiera mucho menor para el estado que otros miembros de la realeza europea y las últimas revelaciones parecen respaldarles.”

Le Figaro apunta que habrá otra vez  reducción de los salarios reales. Explica: “Dentro de las medidas de austeridad adoptadas por España para luchar contra la crisis económica, los sueldos de todos los funcionarios del Estado han estado congeladas desde 2011. Y el rey de España volverá a ver congelado su sueldo este año dentro de un presupuesto global anual reducido en un 2%. Una medida que también afecta a los ingresos del Príncipe Felipe, 46 años, y de once altos funcionarios de la Casa Real.”

L´Express achaca a la crisis la bajada de sueldos. Apunta: “La crisis también afecta a los nobles españoles, o casi. El Rey de España, Juan Carlos I, verá su salario se congelarse de nuevo este año, dentro de un presupuesto global anual reducido en un 2%, anunció el lunes la Casa Real que publica sus cuentas desde  hace dos años. Un compromiso con la transparencia precipitado por el impacto del escándalo que envuelve a la Infanta Cristina.”

Euronews apunta que la fijación de salarios para la realeza es una apuesta por la transparencia. Dice:”Por primera vez, España ha fijado salarios para la esposa del príncipe Felipe, la princesa Letizia, y para su madre, la reina Sofía. Es un movimiento hacia una mayor transparencia para una monarquía golpeada por los escándalos.”

Xinhua resalta que la Casa Real española reduce su presupuesto. Detalla: “La Familia Real española ha reducido su presupuesto anual en un 2% este año. En un comunicado publicado en el sitio web oficial de la casa real, se reveló que el presupuesto para 2014 es de  7.775.040 euros, un 2% menos que en 2013, cuando los gastos reales alcanzaron 7.922.710  euros.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)