La inclusión de un derecho de veto español a la aplicación de cualquier acuerdo comercial entre Reino Unido y la UE en Gibraltar y el anuncio de que España no bloquearía el intento de adhesión de una Escocia independiente han provocado un gran revuelo en Gran Bretaña y un inesperado aumento de tensión bilateral entre los dos países, incluso con algunas alusiones a una eventual guerra. Y aunque el gobierno español, de la mano de Alfonso Dastis ha pedido que “nadie pierda los nervios”, los medios británicos han deparado una enorme atención a las posiciones en los dos asuntos, Gibraltar y Escocia, dando amplio espacio en sus portadas a las “amenazas de guerra”, aunque con matices y diferencias en el tono.

Mientras los tabloides y algunos diarios conservadores serios han reaccionado con furia y enfatizado los comentarios en tono bélico e incluso amenazando con tomar represalias apoyando al independentismo catalán, otros señalan que estas dos cuestiones evidencian cómo el Brexit deja al Reino Unido más aislado en una negociación que se promete compleja. La prensa de otros países por su parte también ha puesto el foco en el asunto, resaltando que el Brexit puede reabrir viejos conflictos y que España ha infligido dos “afrentas” a Reino Unido.

El Telegraph apunta que España permitiría a Escocia unirse a la UE, mientras se intensifica la polémica por Gibraltar, y sugiere apoyar a los independentistas en Cataluña. El diario conservador está siendo dentro de la prensa “seria”, uno de los más críticos con España. Habló de indignación tras conocerse el documento de la UE y las acusaciones a España de intentar recuperar Gibraltar y publicó el artículo del ex almirante de la Royal Navy que afirmaba que aunque la Armada británica era ahora mucho más débil que cuando la guerra de las Malvinas aun podía “paralizar” a España. Y en una columna en sus páginas, el ex ministro conservador Norman Tebbit defiende que la “vanidad española” ha hecho que sus políticos jueguen con fuego y “deben aprender los peligros”, sugiriendo a Theresa May que podría como represalia, recibir en Londres a los independentistas catalanes o llevar sus reivindicaciones a la ONU.

Financial Times señala que España da dos golpes a Reino Unido sobre Gibraltar y Escocia que son las “primeras escaramuzas” que muestran que la relación con la UE ya ha cambiado. El análisis que firman Ian Mount y Jim Brunsden señala que las intenciones británicas de tener unas negociaciones firmes pero suaves con la UE sobre el Brexit han saltado por los aires, con un ex líder conservador incluso aludiendo a la posibilidad de ir a la guerra con España por Gibraltar. Resalta que a pesar de la furia desatada en Reino Unido por el documento de la UE que dice que España podrá vetar la aplicación de cualquier acuerdo comercial en el Peñón, esto es en realidad poco más que una victoria diplomática española y una reafirmación sus demandas históricas, pero no le da más poder del que ya tenía. Pero enfatiza que esto evidencia sobre todo que ahora la relación de Reino Unido con el resto de la UE ha cambiado radicalmente y ahora Londres está “al otro lado de la mesa de negociación” y sus intereses ya no importan tanto. Y advierte de que Reino Unido tendrá que acostumbrase a ello de cara a unas negociaciones que serán muy amplias y complejas.

The Times dice que España engañó a May sobre Gibraltar, pero apunta que las amenazas de guerra han caído en oídos sordos. Asegura que el intento de España de utilizar el Brexit para lanzar un nuevo intento de hacerse con Gibraltar ha provocado una amarga división en el gobierno y acusaciones de que Theresa May fue engañada por Madrid para traicionar al Peñón. Y sostiene que se acusa a España de “ir por la espalda” para persuadir a la Unión Europea de colocar el futuro de Gibraltar como uno de los puntos destacados de la negociación del Brexit. Pero destaca que los llamamientos a la guerra de un destacado ex lider conservador han sido ampliamente criticados por ser “incendiarios” y han caído en oídos sordos.

The Guardian afirma que el futuro de Gibraltar estará en juego en las negociaciones del Brexit y que España cuenta con el apoyo de la UE. Recoge la petición del gobierno español a Reino Unido para que se tranquilice tras las reacciones que han incluido amenazas de guerra por parte de un ex líder tory, Michael Howard, pero apunta que fuentes diplomáticas aseguran que la UE no será “blanda” en el asunto de Gibraltar. Y explica que España ha logrado cultivar y obtener el apoyo de los miembros de la UE sobre el control del Peñón. Apunta que la necesidad de que España dé su apoyo cualquier acuerdo comercial que se aplique en Gibraltar ha sorprendido al gobierno británico, que se ha negado a comentar las alusiones a la Guerra de las Malvinas, pero que ha reiterado su apoyo y compromiso con su colonia.

BBC destaca que España se muestra “sorprendida por el tono” y acusa a Reino Unido de perder los nervios sobre Gibraltar. Recoge que el ministro de exteriores Alfonso Dastis ha asegurado que al gobierno español le ha sorprendido el tono de los comentarios salidos de Reino Unidos sobre el asunto de Gibraltar, entre los que destaca el de Michael Howard que pidió a Downing Street que defienda el Peñón como se defendió las Malvinas hace 35 años. Apunta que también ha habido voces dentro del propio Reino Unido que han criticado este tono, como Jack Straw, ex ministro con Tony Blair que ha calificado de “absurda” la idea de ir a la guerra con España por Gibraltar o Tim Farron, de los Liberales Demócratas que ha criticado a los conservadores por convertir en solo unos días a “aliados desde hace tiempo en enemigos potenciales”.

La prensa de otros países se hace también eco del aumento de tensión entre España y Reino Unido:

Frankfurter Allgemeine asegura que España provoca el “ruido de sables” británico. Apunta que en la negociación del Brexit, el tono se ha vuelto más brusco entre Reino Unido y España. Recoge el anuncio de Alfonso Dastis de que España no bloqueará la pertenencia de una Escocia independiente a la UE. Pero sobre todo señala que el intento español de utilizar las negociaciones del Brexit para extender su influencia sobre Gibraltar ha provocado una tensión, que ha aumentado aún más tras asegurar Michael Howard, ex lider de los conservadores británicos, que Theresa May defendería Gibraltar igual que Margaret Thatcher hizo con las Malvinas.

Le Monde dice que España inflige dos afrentas a Londres. Apunta que el lanzamiento oficial del Brexit ha puesto de relieve que van a resurgir conflictos bilaterales antes gestionados dentro de la UE. Y en concreto apunta que dos de las primeras “salvas” lanzadas contra Reino Unido han venido de dónde no lo esperaba Theresa May: de España. Y apunta que en pocos días, Madrid ha infligido dos afrentas unas detrás de otras a Londres. La primera con el derecho de veto que la UE ha dado a España sobre cualquier aplicación del tratado comercial en Gibraltar, que ya ha enfurecido a los conservadores británicos. Y la segunda es el anuncio del ministro de exteriores Alfonso Dastis de que España no bloqueará el intento de Escocia de unirse a la UE si se independiza, recordando que Londres contaba con el veto de España para contrarrestar a los independentistas escoceses.

La Stampa señala que Gibraltar y Escocia relanzan la disputa entre España y Reino Unido. Recuerda que los dos países se enfrentan desde la guerra por dominar los mares, pero ahora el Brexit crea nuevas tensiones y despierta viejos reivindicaciones. Se hace eco de las amenazas de guerra lanzadas desde Reino Unido tras el documento de la UE sobre Gibraltar y señala que España, que ahora tiene el apoyo europeo, ha abierto también otro flanco “aun más doloroso” para los británicos sobre el futuro de Escocia.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email