El proyecto de construcción de un almacén de desechos nucleares para la central de Alamaraz a sólo 100 km de la frontera entre España y Portugal, ha provocado un rechazo generalizado en el país luso y amenaza con “envenenar” la relación bilateral. Es el análisis que hacen varios medios globales, que explican que el gobierno español anunció a finales de diciembre que aprobaba la construcción de un cementerio nuclear para la planta extremeña, construida sobre el rio Tajo. Se recuerda que en Portugal no hay centrales nucleares y en general el país se opone a este tipo de energía. Pero ahora ante el temor de que la contaminación llegue a su territorio por el almacén sobre el Tajo, se ha opuesto firmemente al proyecto español e incluso planea recurrir a la UE y pedir la intervención de Bruselas.

La Libre Belgique habla de “tensión nuclear” entre Madrid y Lisboa. La crónica de Paco Audije señala que el proyecto de un nuevo almacén de desechos nucleares, para la central de Almaraz (Cáceres) a unos 100km de la frontera entre España y Portugal está envenenando las relaciones bilaterales. Explica que al estar previsto sobre el Tajo, cualquier accidente en la central tendría consecuencias graves para el río hasta su estuario, en pleno centro de Lisboa. Y resalta que ante esta amenaza, el Parlamento portugués ha votado de forma unánime en contra de este proyecto, ya aprobado por el gobierno español.

Reuters resalta que Portugal pedirá la intervención de la UE contra el plan español de un almacén nuclear. Detalla que el gobierno portugués presentará una protesta ante la Comisión Europea contra la construcción en España de un almacén de desechos nucleares en la planta de Almaraz, anunciada el pasado 29 de diciembre. Explica que Portugal no tiene centrales nucleares y que su población de opone de forma generalizada a este tipo de energía y mira con desconfianza las 7 plantas nucleares que tiene España. Pero señala que en el caso de la central de Almaraz, que se encuentra sobre el río Tajo y a sólo 100km de la frontera, Portugal teme que la contaminación pueda llegar hasta su territorio.

The Japan Times se hace eco de la protesta portuguesa contra España por almacenar basura nuclear cerca de su frontera. Apunta que Portugal está acusando a España de planear un almacén de residuos nucleares cerca de su frontera sin evaluar el impacto ambienta. Detalla cómo la disputa entre ambos países tiene su origen en la decisión del gobierno español a finales de diciembre de autorizar el cementerio nuclear en Almaraz. Y resalta que Lisboa acusa a Madrid de violar una resolución europea de 2014 que requiere que los estados miembros lleven a cabo consultar cuando sus proyectos públicos puedan tener “repercusiones transfronterizas potenciales” en el medio ambiente.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.  

Print Friendly, PDF & Email