Con portadas y artículos en medios de todo el planeta, la importancia del traslado de los restos del ex dictador español fuera del Valle de los Caídos ha quedado patente. Las imágenes del féretro cargado por los familiares saliendo del mausoleo son destacadas masivamente en la prensa internacional que también pone de relieve que los restos han sido re-enterrados en un cementerio municipal. Y aunque muchos señalan que se trata sobre todo de un gesto simbólico, hay bastante unanimidad en que con el se corrige con el una “anomalía” -ya que el Valle de los Caídos es descrito como un monumento “opulento”, “santuario fascista” y “ostentoso”- y es un a victoria de la democracia. La segundo cuestión que más se señala desde fuera es que este “segundo entierro de Franco” se ha producido tras una “amarga” batalla que ha vuelto a dividir a la sociedad española y hay voces que se preguntan si servirá para “curar heridas o reavivar fantasmas”. Estos diez titulares resumen lo que más llama la atención en el exterior.

The Washington Post apunta que España exhuma a Franco tras años de amarga controversia. El rotativo estadounidense pone de relieve en un texto que firman Pamela Rolfe y James McAuley que España finalmente ha exhumado los restos de Franco del Valle de los Caídos 44 años después de su muertes y tras años de amarga controversia sobre cómo conmemorar su “oscuro y complicado pasado”. Recuerda que muchos consideraban que el imponente mausoleo en el que reposaba el dictador rendía un inapropiado homenaje a su régimen fascista”, pero que la familia Franco se opuso al traslado y tuvo que intervenir el Tribunal Supremo. Y subraya que la exhumación ha tenido lugar en un momento de polarización política en España y a pocas semanas de elecciones generales.

Il Corriere della Sera titula: “Ahora España es un país más normal, incluso aunque el franquismo ya estuviera muerto”. El diario italiano, en una nota que firma Andrea Nicastro señala que aunque Pedro Sánchez no logre ser reelegido presidente, ya se ha ganado un sitio en los libros escolares con el traslado de los restos de Franco. Apunta que han hecho falta 43 años y 335 días para sacarlo de su “enorme mausoleo” y que casi dos generaciones aún no han sido suficientes para reconciliar a las dos España. Pero considera que aunque “nada ha cambiado realmente, porque Franco y el franquismo ya había muerto”, con la exhumación España ha saldado un deuda y es hoy “un poco más normal de lo que era ayer”.

Frankfurter Allgemeine dice que “el audaz movimiento del gobierno de Sánchez marca el final de una vergonzosa anomalía”. El periódico alemán, en un comentario que firma Paul Ingendaay y que se titula en España “las heridas nunca se han cerrado”, defiende que “a veces hacen falta actos simbólicos” y alaba que los restos de Francisco Franco descansen ahora en un cementerio “normal” a las afueras de Madrid. Considera que el hecho de que el dictador estuviera 40 años en el “santuario fascista con el patético nombre de ´Valle de los Caídos´” era una vergonzosa anomalía que en España ha permanecido intacta 40 años.

Le Monde enfatiza que España “entierra una segunda vez a Franco”. El periódico francés resalta en una información de Sandrine Morel cómo 44 años después de su muerte y tras una larga batalla judicial, los los restos del dictador han sido exhumados del “inmenso mausoleo del Valle de los Caídos construido a su gloria por limes de presos políticos y donde reposaban también 33.000 víctimas de la guerra”. Y repasa los detalles deñ acto, desde el intento de la familia Franco de sacarlo con una bandera pre-constitucional hasta el traslado al cementerio de Mingorrubio y la misa celebrada por el prior del Valle y el hijo de Tejero. Añade que la exhumación se había convertido en una prioridad para Pedro Sánchez y recoge las reacciones políticas y las críticas a este “segundo entierro” del dictador.

El New York Times destaca que la exhumación del dictador se produce tras una larga y agria batalla. El rotativo estadounidense, en una noticia de Raphael Minder, señala que el traslado de los restos del dictador de una basílica a un cementerio se han producido pocas semanas antes de unas elecciones y ha sido denunciada por algunos por “remover recuerdos dolorosos”.

Der Spiegel habla del “triunfo de la democracia española” pero también de “espectáculo”. El semanario alemán, en una crónica de Klaus Hecking, titula su información sobre el traslado de los restos de Franco con la cita del presidente del gobierno Pedro Sánchez. Pero apunta que el traslado de los restos de Franco se ha producido en medio de emisiones televisivas en vivo y transmisiones especiales que lo han convertido en un espectáculo. Aunque enfatiza que con la exhumación, el gobierno quiere finalmente acabar con el culto al franquismo que “la España democrática no solo toleró, sino que incluso financió parte del mantenimiento”.

Bloomberg advierte de que sacar a Franco de su tumba “no le hace menos monstruo” y pide sacarlo también de las cabezas de algunos. La agencia estadounidense, en una tribuna de Leonid Bershidsky considera que la exhumación del dictador español “no arreglará nada realmente” por si sola. Apunta que el Valle de los Caídos era “uno de los más ostentosos lugares de enterramiento de cualquier tirano europeo del siglo XX”. Pero defiende que estos dictadores son más peligrosos porque siguen en las mentes de algunas personas que por estar en mausoleos y considera que España debe avanzar en esta dirección.

The Times se pregunta si la exhumación del dictador “tras una amarga disputa” servirá para curar las divisiones. La noticia del diario británico es de Graham Keeley y se hace eco del traslado de los restos de Franco fuera del “vasto mausoleo en el grandioso Valle de los Caídos”. Pero enfatiza que el acto se ha producido tras una larga y amarga disputa sobre donde debía ser enterrado. Y se pregunta si esto servirá para curar las divisiones que siguen atormentando a España o revivirá los fantasmas del franquismo.”

The Guardian titula con la frase de Sánchez “España cumple consigo misma” y habla de triunfo “simbólico pero innegable” del gobierno. El rotativo británico, en una crónica de su corresponsal, Sam Jones detalla la jornada de exhumación de Franco y el traslado de sus restos del “corpulento mausoleo” en el que reposaba a un cementerio municipal. Y considera que se trata de un triunfo “simbólico pero innegable” para el gobierno socialista, que desde hace tiempo argumentaba que el Valle de los Caídos glorificaba al dictador e ignoraba a los 500.000 muertos en la Guerra.

Al Jazeera resalta que España exhuma a los restos de Franco de su “opulento mausoleo”. La TV qatarí explica que el traslado de los restos del ex dictador se llevaron a cabo en un acto en el que la prensa estuvo prohibida y solo acudieron unos pocos seleccionados y 22 descendientes de Franco. Pero enfatiza que España busca con esta exhumación del “opulento mausoleo” en el que estaba enterrado, exorcizar los fantasmas de un dictador que sigue dividiendo el país.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email