Imagen de previsualización de YouTube

Las páginas web de los principales medios internacionales ofrecen con un gran despliegue las imágenes de la cámara de seguridad que muestra el momento del accidente del tren Alvia cerca de Santiago de Compostela. Este es el video difundido por The Telegraph.

Además en la prensa extranjera se analizan las claves del siniestro. Se señala que los accidentes de trenes son infrecuentes en España porque el expendiente en seguridad es “razonablemente” bueno. Y se destaca que éste es el primero que afecta a una línea de Alta Velocidad española.

La BBC asegura que es el peor accidente de tren en 40 años y que España tiene un buen expediente en seguridad ferroviaria. La crónica de Tom Burridge desplazado a Galicia dice” Los ocho vagones del tren de Madrid a Ferrol se salieron de las vías cerca de Santiago de Compostela. Los analistas dicen que es el peor accidente de tren en España en 40 años. España en general tiene un historial relativamente bueno en cuanto a la seguridad ferroviaria. Este es un país que ha invertido enormes cantidades de dinero en su red de trenes.”

CNN apunta que el video muestra el horror del momento del descarrilamiento. Explica: “El video de seguridad muestra el horror del momento en que el tren descarriló al precipitarse en una curva en el noroeste de España el miércoles, matando al menos a 77 personas e hiriendo a más de 100. Rafael Catalá, secretario de Estado de Transportes y Vivienda, dijo que “la tragedia parece deberse a que el tren va muy rápido”, pero que aún no se conocen las razones para ello. El presidente de Renfe, Julio Gómez Pomar dijo que el tren había sido objeto de una inspección de rutina en la misma mañana.”

Le Monde subraya las diferencias entre este accidente ferroviario y otros sucedidos en España y apunta que es el primero del AVE. Aseguran: “España ha sufrido varios accidentes ferroviarios graves que han provocado decenas de muertos: en 1977 entre Cádiz y Sevilla (77 muertos), en la línea Madrid-Valencia en 1980 (27 muertos), y más recientemente en Chinchilla (19 muertes). Pero en casi todos los casos, los accidentes fatales en el país estuvieron relacionados con colisiones entre trenes, o, más frecuentemente, la colisión de un vehículo con un tren en un paso a nivel, lo cual no es el caso del accidente del miércoles, que también es el primer accidente en el tren AVE (alta velocidad Española).”

Wall Street Journal apunta que el tren usaba la vías del AVE en parte del recorrido y las convencionales en el resto. Su crónica afirma: “Los investigatores se fijan en el exceso de velocidad en una curva cerrada como posible causa del accidente que ha causado al menos 77 muertos y 140 heridos en la peor tragedia ferroviaria en España en cuatro décadas. El tren descarriló en una línea operada por la compañía ferroviaria pública Renfe e inaugurada hace unos dos años para conectar la región con Madrid. El tren era de un tipo que usaba las vías convencionales en parte del recorrido y las de alta velocidad en otros.”

Reuters señala que el conductor del tren es investigado. Aseguran: “La policía ha puesto bajo investigación al conductor de un tren español después de que al menos 78 personas murieran al chocar con una curva cerrada a alta velocidad y descarrilar cerca de la norteña ciudad de Santiago de Compostela, en uno de los peores desastres ferroviarios de Europa.

Le Point subraya que la velocidad y la seguridad son puestas en causa tras la tragedia. Dicen: “Un exceso de velocidad era el jueve la hipótesis privilegiada para explicar el accidente de tren de Santiago de Compostela, que ha dejado 78 muertos, pero también se está cuestionando los sistemas de seguridad de la vía. `He descarrilado que le puedo hacer´, dijo, según informaron los medios locales, el conductor, justo después de la tragedia.”

Le Figaro apunta que en Francia la velocidad está controlada en toda la red. El diario que tiene un especial con seguimiento en directo de la tragedia en España entrevista a Christophe Darda, conductor de tren, que explica: “Francia tiene su propio sistema de control de velocidad. Se estableció a finales de 1980. Hubo una toma de conciencia en la SNCF tras los trágicos accidentes de Argenton-sur-Creuse y Novéant en 1985. La compañía se dio cuenta de que nada más podía hacerse a nivel de señalización. Un sistema sueco se ha importado a Francia con el nombre KVB. España tiene otro sistema de control, ASFA. Está previsto un sistema europeo de vigilancia ferroviario (ERTMS). Su objetivo es armonizar la señalización entre los países.”