La formación de extrema derecha española y su impacto sobre la política nacional sigue atrayendo mucha atención foránea. Medios de Italia y Francia, entre otros, se han hecho eco de las denuncias de que una organización de exiliados iraníes financió la campaña a la europeas de 2014 y en general los gastos del partido con más de un millón de euros, a pesar de que la ley española lo prohíbe.  The Politico, por su parte, ha destacado como el partido de Abascal ha puesto la mira en los derechos de las mujeres y ha hecho de las políticas anti-feministas una parte clave de su discurso, logrando romper el consenso nacional que existía en España en materia de género. Finalmente Deustche Welle profundiza en hasta qué punto puede ser peligroso Vox para el progreso económico y social de Andalucía.

La Stampa señala que la extrema derecha española fue financiada con más de un millón de euros por exiliados iraníes. La crónica en el diario italiano de su corresponsal Francesco Olivo empieza ironizando “Vox, primero españoles… pero con dinero iraní”. Detalla como una investigación de El País ha revelado que la formación de extrema derecha fue financiada por el Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), un movimiento de movimiento de exiliados que estuvo hasta 2014 en la lista negra de organizaciones terroristas de EEUU y la UE. Señala que por este motivo la información es una fuente de vergüenza para Vox ya que el dinero recibido les habría permitido no solo pagar la campaña electoral europea de 2014 sino también todos los gastos del partido, incluyendo el sueldo de Abascal. Añade que Vox ha asegurado que declaro estos ingresos, aunque el tribunal de cuestas español lo niega. Y recuerda que la ley prohíbe la financiación extranjera de partidos en España.

The Politico destaca que Vox ha hecho de la batalla contra el “feminismo supremacista” una parte clave de su discurso. La edición europea del digital de EEUU en un artículo que firma Guy Hedgecoe resalta que la nueva fuerza política surgida en España de extrema derecha ha puesto la mira en los derechos de las mujeres. Explica que el apoyo al feminismo se ha disparado en España en los últimos años, pero ahora ha surgido una reacción en contra liderada por Vox. Señala que Andalucía se ha convertido en el epicentro del debate de género en España y tras el buen resultado electoral allí de la formación de extrema derecha. Y enfatiza que Vox convirtió la batalla contra lo que llama el “feminismo supremacista” en una parte clave de su campaña, llegando su líder llego a decir que era “víctima de una yihad de género” y contribuyendo a romper el consenso nacional sobre los asuntos de género.

Deustche Welle se pregunta “¿Cómo de peligroso es el partido de extrema derecha Vox?”. La Tv alemana destaca en un reportaje que los principales partidos españoles han acogido a la extrema derecha de Vox en Andalucía y plantea que esto puede poner en peligro el progreso económico y social en la región. Cita testimonios que consideran que el partido es un “peligro” para el sistema democrático español y que sus posiciones radicales en inmigración o políticas feministas y LGTB “justifican un cordón sanitario”. Señala que Vox está en contra de muchas de las leyes progresistas que existen en Andalucía, aunque nadie sabe cuáles van a ser su estrategia y sus demandas tras alcanzar el acuerdo con PP y C´s. Aunque menciona un análisis que apunta que aunque van a condicionar el debate público y la agenda y promover la polarización, no proponen soluciones por lo que a medio plazo los españoles les retirarán el apoyo.

Liberation habla del “perfume persa” de Vox. El diario francés se hace eco en una noticia de François Xavier Gomez de las revelaciones de El País que revelan que la formación de extrema derecha contó en su nacimiento en 2013 con “generosos donantes iraníes”. Detalla como el CBRU, un grupo de oposición al régimen de Teherán abría desembolsado al menos 1 millón de euros que permitieron a Vox alquilar su sede en Madrid, pagar a su secretario general y financiar la campaña a las europea de 2014. Y señala que el vínculo entre Irán y la formación de extrema derecha española se llama Alejo Vidal-Quadras. Explica que el ex presidente del Parlamento Europeo desarrolló una relación con el CNRI y apoyó que se retirara de la lista de organizaciones terroristas a los Muhaidines del Pueblo. Apunta que una vez fuera del PP, la diáspora iraní habría intentado ayudarle financieramente para obtener un escaño como eurodiputado.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email