¿Una nueva dimensión en el conflicto hispano británico sobre el Peñón o una acusación frívola? Sobre estas dos ideas gira el análisis de los medios de Reino Unido a la noticia de que la Audiencia Nacional ha iniciado una investigación tras admitir una querella que acusa del ministro jefe de Gibraltar, Fabián Picardo, de “tortura”. El caso se remonta al mes de junio, cuando varios activistas del partido Vox, de extrema derecha, desplegaron una gran bandera española en la colonia británica para reivindicar su soberanía y fueron detenidos. Dos de ellos han presentado ahora una querella por “tortura y crímenes contra la integridad moral” en el trato que recibieron bajo custodia en el Peñón.

La prensa británica se hecho eco del caso. Algunos, como Financial Times señalan que su admisión a trámite por parte de un tribunal de tan alto rango como la Audiencia Nacional añade una “nueva dimensión” al enfrentamiento que mantienen desde hace siglos España y Reino Unido por Gibraltar. Aunque apunta que el Juez encargado de la querella es el mismo que ordenó juzgar a los titiriteros en febrero pasado. Pero la mayoría pone de relieve el rechazo de Picardo y el gobierno gibraltareño de las acusaciones que se consideran “frívolas”.

The Guardian resalta que Gibraltar rechaza la acusación de activistas de extrema derecha españoles de que fueron torturados. La crónica de Sam Jones explica que el ministro de la colonia Fabian Picardo ha calificado de “frívola y vejatoria” la acusación de miembros de Vox de haber sido “torturados” en Gibraltar. Detalla que, sin embargo, la Audiencia Nacional ha iniciado una investigación tras admitir la querella de Nacho Mínguez, líder del partido en Madrid, que asegura que fue detenido el pasado 20 de junio y que estuvo incomunicado, sin comida, ni acceso a su abogado y cacheado de forma “desproporcionada”. Añade que el abogado de Vox, Pedro Fernández, también ha suscrito la querella por “tortura y crímenes contra la integridad moral” asegurando que fue asimismo detenido, cacheado e incomunicado por hacer fotos de la sala de justicia. Y recoge que ambos sostienen que el trato que recibieron fue por motivaciones políticas y ordenado directamente por el ministro jefe de la colonia.

Financial Times señala que Picardo, ministro-jefe de Gibraltar es acusado de tortura, llevando a una nueva dimensión el conflicto. El texto de Tobias Buck destaca que el más alto tribunal criminal español, la Audiencia Nacional, ha abierto una investigación contra Picardo por acusaciones de tortura contra dos ciudadanos españoles. Explica que el caso está vinculado a una acción de miembros del partido de extrema derecha Vox, que desplegaron una enorme bandera española en el territorio británico. Advierte de que la investigación está aún en fase preliminar y es “incierto” hasta dónde puede llegar, aunque señala que el juez que instruye el caso es Ismael Moreno, es el mismo que protagonizo la polémica hace un año por investigar a dos titiriteros acusándoles de “glorificar el terrorismo”. El FT apunta que el caso añade una “nueva dimensión” a la controversia sobre Gibraltar que enfrenta a España y Reino Unido desde hace siglos.

International Business Times apunta que las acusaciones de tortura en Gibraltar son de un líder de extrema derecha. El artículo de Tom Porter explica que España está investigando una acusación del líder de un partido de extrema derecha de que fue torturado por las autoridades británicas en Gibraltar. Añade que el territorio en el sur de España está controlado por Reino unido desde el siglo XVIII, pero en junio pasado miembros del partido nacionalista español VOX, desplegaron una bandera española en una accion provocadora y fueron detenidos. Y recoge que ahora, Nacho Mínguez, su líder, ha denunciado haber sufrido “torturas y crímenes contra la integridad moral”.

Gibraltar Chronicle afirma que España investiga “frívolas” acusaciones de tortura contra Picardo y habla de “contraste” con las declaraciones pasadas de los querellantes. Recoge que la Audiencia Nacional ha admitido la querella de Vox contra el Ministro Jefe de Gibraltar acusándole de ordenar “torturas y atentar contra la integridad moral” para dos de los miembros del partido de extrema derecha arrestados por desplegar una bandera española en la colonia británica. Resalta que el caso ha sido calificado de “frívolo y vejatorio”, y añade que Fabián Picardo ha asegurado que es un “claro abuso” pero ha mostrado su confianza en los tribunales españoles y el sistema legal. Recuerda asimismo que las acusaciones actuales contrastan con las declaraciones de Nacho Mínguez en entrevistas en las que agradeció a la policía gibraltareña el “excelente trato” recibido bajo custodia.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.