Las denuncias de las temporeras marroquíes por sus condiciones de trabajo y abusos sexuales en los campos de Huelva están ahora en el foco de la prensa gala. Tras ser desvelados por una revista alemana y recogidas por diarios de otros países, L´Express o La Dépcêche destacan testimonios de afectadas y la controversia generada. También se mencionan las voces que acusan a las trabajadoras marroquíes de haber “montado el escándalo” para quedarse en España. Pero se enfatiza que las temporeras son apoyadas por políticos, sindicatos y fundaciones españoles.

ACTUALIZACIÓN: Le Figaro también se hace eco de los casos de acoso que perturban la recolecta de fresas en España.

L´Express habla del “Yo acuso” de las recolectoras de fresas marroquíes en España. El semanario galo cita el caso de diez mujeres marroquíes que dejaron a sus hijos en su país para ir a campos de Huelva a recolectar fresas y denuncian que tuvieron que afrontar ritmos de trabajo agotadores, casos de acoso sexual y un intento de violación. Explica que son parte de las 16.000 trabajadores que firmaron un contrato en Marruecos para ir a trabajar a España y que denuncian que no se cumplieron las condiciones firmadas, ni en jornadas, ni en sueldos y que además hubo ataques y proposiciones sexuales. El artículo apunta que en Marruecos las víctimas de abusos sexuales pueden ser objeto de ostracismo e incluso perder la custodia de sus hijos. Pero también se hace eco de las acusaciones a estas mujeres de estar mintiendo para conseguir papeles. Menciona una contra-carta firmada por 131 trabajadores marroquíes que desmienten “categóricamente” las denuncias de estas mujeres y defienden a la empresa Donana 1998 que cada año contrata a cientos de ellas y que de hecho acusa a estas recolectoras de haber “montado” el escándalo para quedarse en España.

La Dépêche destaca la “ola de denuncias” que agita los campos de fresas en España. El diario francés explica que en Huelva ha habido al menos 12 querellas presentadas por trabajadores temporeras marroquíes contra sus empleadores y desde mayo está en marcha una investigación judicial. Apunta que esta ha sembrado la agitación en Andalucía donde 16.000 jóvenes madres provenientes de Marruecos habían sido contratadas para la cosecha de fresas en condiciones de “gran vulnerabilidad”. Y detalla que 8 marroquíes y cuatro españolas han denunciado situaciones de acoso laboral y sexual e intentos de violación. Y destaca que figuras políticas como Diego Cañamero, de Podemos, sindicatos de trabajadores o fundaciones como Cepaim están apoyando estas denuncias y pidiendo mayor control en sus condiciones y la Junta de Andalucía ha anunciado un protocolo de “tolerancia cero” antes estas situaciones.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email