En sus predicciones para el año que acaba de empezar del Reuters Institue for Journalism se apunta que un asunto que se presenta como clave es la forma en la que la tecnología está afectando a la calidad de la información. Y en concreto se señala que tanto la llegada de Trump la Casa Blanca como las elecciones en Francia y Alemania van a reforzar la tendencia que incrementa el poder de los nuevos canales de comunicación frente a los medios tradicionales, que “siguen perdiendo influencia y dinero”. Y se señala asimismo uno de los aspectos que más han dado que hablar en los últimos meses: el auge de las noticias falsas. Algo que según el Instituto Reuters constituye una oportunidad para el periodismo de calidad.

En su “Journalism, media and tecnology trends and predictions 2017” para el que se ha consultado de 150 directores y editores de medios y digitales, se prevé que en este año haya un auge aún mayor de las redes sociales y las plataformas tecnológicas en la difusión de información, pero advierte de que también esto incrementará el debate sobre si sus actividades deber ser reguladas y sobre si quienes generan el contenido reciben una recompensa justa y cree que habrá una reacción en contra de los medios tradicionales.

Y en este contexto se pone el foco en explosión de noticias falsas registrada en 2016 y cuya influencia en procesos electorales como el de EEUU se está cuestionando. El Instituto Reuters sostiene que este aumento de iniciativas ha contribuido a deteriorar la confianza del público. Pero señala que puede ser una oportunidad para el periodismo de calidad y de hecho el 70% de los responsables de medios consultados cree que reforzará a sus empresas. Apunta además que los servicios de fact-checking o verificación de la información tomaran un papel mucho más protagonista.

Desde el punto de vista tecnológico, se señala que la inteligencia artificial superará al móvil como asunto central y habrá numerosos servicios basados en ella. Ya sea con asistentes como Alexa o Siri o con chat bots y apps. Aunque se advierte de que es previsible que los dilemas que presentan los  modelos basados en IA, bots o algoritmos, tanto a nivel práctico como ético, sean cada vez más evidentes y se pidan sistemas de rendición de cuentas.

En cuanto a los medios tradicionales, el informe es bastante pesimista y cree que proseguirán los recortes de empleo, las pérdidas y el trasvase a ediciones sólo on line para muchos de ellos. Pero en un intento de obtener beneficios por la via digital, se prevé un aumento del protagonismo de los contenidos de pago, incluyendo un intento de los medios por forzar a los lectores a registrarse en sus webs.

Print Friendly, PDF & Email