En el periodo enero-septiembre de 2012, se inscribieron en España 106.200 nuevos trabajadores por cuenta propia, un 3,7% más. Europa ganó 433.400. Es decir que uno de cada cuatro nuevo autónomo europeo era español. Son datos de Eurostat difundidos por ATA y que colocan a España como el quinto país de Europa donde más creció esta figura muy vinculada con los emprendedores.

Entre enero y septiembre, Europa ganó 433.400 autónomos hasta sumar más de 33 millones de trabajadores por cuenta propia. En España, los 106.200 nuevos emprendedores registrados dejan el número total en 2.944.400. El crecimiento de esta figura en nuestra país fue del 3,7%, frente al 1,3% registrado, de media, en Europa.

Sólo cuatro países europeos crearon más empleo autónomo que España en los nueve primeros meses de 2012: Alemania, con 145.400 nuevos emprendedores; Rumanía (+123.800); Italia (+116.500) y Reino Unido (+109.100).

Pero si España fue el quinto país europeo que más autoempleo creó hasta septiembre de 2012, también fue el que más destruyó, con una pérdida de 101.200 trabajadores por cuenta propia en los nueve primeros meses del ejercicio pasado. Diez de los Veintisiete países de la UE perdieron autónomos hasta septiembre, siendo las mayores caídas las de Polonia (-94.800 emprendedores), Francia (-55.500), Grecia (-52.100) y Bélgica (-11.300).