La profunda crisis financiera que afectó a todo el continente a partir de 2008 ya se ha superado pero ha dejado unas dinámicas laborales que han provocado una reducción de casi dos tercios de la clase media europea y la ha hecho especialmente vulnerable. Y España es, pese a estar considerada un “modelo” por su recuperación, el país en el que esta situación es más evidente. Es lo que denuncia un reportaje del prestigioso diario estadounidense que firma Liz Alderman, que pone el foco en cómo la salida de la crisis ha supuesto la pérdida de empleos de salarios medios y el debilitamiento de las protecciones sociales, dando lugar a una degradación de la calidad de los puestos de trabajo. Y señala que el problema de la precariedad y la temporalidad de los empleos complican especialmente la situación para los jóvenes.

El New York Times cita el caso concreto de una pareja que pasó de tener un vida cómoda, él como director de recursos humanos en una firma y ella con su propia empresa de eventos a trabajar en un puesto de charcutería y como secretaria, con ingresos justo por encima del salario mínimo. Recuerda que España ya crece más rápido que antes de la crisis de 2008, pero apunta que la mayoría de empleos que se crean ahora son precarios y hacen que a pesar de la mejoría económica, muchos no se beneficien de ella. Señala que es una situación que está siendo común a millones de europeos, en donde la clase media se ha reducido en más de dos tercios. Y cita a expertos que advierten de la inestabilidad que acecha a este grupo a causa de los dinámicas laborales post-crisis. Añade que la pérdida de empleos de salarios medios y el debilitamiento de las protecciones sociales han ampliado la desigualdad y generado descontento.

El reportaje enfatiza cómo en España, “vista como un modelo por su recuperación” hay ahora una profunda desilusión con la calidad de los empleos que se crean, en los que tanto la protección como el salario ha sido recortado. Apunta que el problema afecta a especialmente a los jóvenes y advierte de que una generación de europeos ya no puede esperar tener la vida de clase media de sus padres. Denuncia que esto se debe en parte a los contratos parciales, que las empresas en Europa usan principalmente para eludir la protección a los empleados fijos. Resalta el dato de que en España, el 90% de los nuevos empleos de 2017 fueron temporales. Y termina citando el caso de un supervisor de handling para una compañía aérea en Barajas que gana 1.000 euros al mes pero que ha dado el “paso kafkiano” de aceptar un trabajo extra, descargando maletas, para poder cubrir sus gastos.

El New York Times se publica desde 1851 y está considerado como el diario más influyente de EEUU y el mundo. Es propiedad de la familia Ochs Sulzsberger y el magnate mexicano Carlos Slim también tiene acciones del diario. Desde 2016 tiene una versión en español. En 2017, su edición diaria en papel tenía una tirada de 598.000 ejemplares, mientras que la del domingos superaba el millón. Y en agosto de 2018, contaba con 2,9 millones de suscripciones digitales, lo que deja su distribución total cerca de los 3,8 millones de lectores. Su línea editorial está considerada como liberal/progresista. En 2012, publicó un reportaje documentando sobre cómo la crisis económica estaba causando miseria y hambre en España, que provocó un gran impacto.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email