Felipe VI no necesita una protección como la que tuvo su padre, sino “exactamente lo contrario”, abrir la institución monárquica a la calle e incluso estar dispuesto a medir su legitimidad en las urnas y que su futuro sea decidido en un referéndum. Es lo que defiende un artículo que firma David Jiménez, ex director de El Mundo, en la edición en español del NYT. Explica que ya hay en España una ofensiva para derrocar a la monarquía parlamentaria como forma de Estado y que muchos defensores de la institución lo ven como un ataque al corazón del mismo Estado. Pero sostiene que Felipe VI y la Casa Real “deberían aceptar el envite” ya que sería la mejor forma de garantizar su continuidad a largo plazo y renovar su legitimidad democrática.

El New York Times se hace eco de la campaña de estudiantes españolas para organizar un referéndum simbólico en varias universidades sobre la monarquía como forma de Estado. Explica que es un nuevo paso en una ofensiva que persigue derrocar a Felipe VI e instaurar una república y que cuenta con el respaldo de Unidos Podemos. Resalta que los defensores de la monarquía lo rechazan como un ataque al corazón del Estado, pero el autor asegura: “harían bien en aceptar el envite: la monarquía necesita un referéndum para garantizar su continuidad a largo plazo y renovar su legitimidad democrática”. Resalta que los detractores de la monarquía argumentan que se trata de un sistema “arcaico y antidemocrático”. Pero asegura “Solo lo primero es cierto” y menciona que tres de las democracias más avanzadas del mundo -Noruega, Suecia y Dinamarca- tienen monarquías.

Pero el artículo señala que esta forma de estado sigue teniendo como punto débil el carácter hereditario. Aunque sostiene que existen mecanismos, incluso en la Constitución española, que permitirían destituir a un monarca inapropiado. Pero sobre todo apunta que aunque los defensores de la monarquía tienen la tentación de dar a Felipe VI una protección similar a la que se dio a su padre, Juan Carlos I, “necesita exactamente lo contrario”. Considera que debe abrir la institución a la calle y reanudar el impulso reformista de sus inicios. Eso pasaría, según Jimenez, incluso por abrazar la idea de que su futuro sea decidido en un referéndum. Y recuerda que Carlos III, una de las  grandes inspiración de Felipe VI, fue un adelantado a su época porque entendio que la monarquía solo tenía sentido si era útil a la ciudadanía. Afirma que “hay ahí una lección” que podría traducirse hoy en que los reyes modernos debe estar dispuestos a medir su legitimidad en las urnas.

El New York Times se publica desde 1851 y está considerado como el diario más influyente de EEUU y el mundo. Es propiedad de la familia Ochs Sulzsberger y el magnate mexicano Carlos Slim también tiene acciones del diario. Desde 2016 tiene una versión en español. En 2017, su edición diaria en papel tenía una tirada de 598.000 ejemplares, mientras que la del domingos superaba el millón. Y en agosto de 2018, contaba con 2,9 millones de suscripciones digitales, lo que deja su distribución total cerca de los 3,8 millones de lectores. Su línea editorial está considerada como liberal/progresista. En 2012, publicó un reportaje documentando sobre cómo la crisis económica estaba causando miseria y hambre en España, que provocó un gran impacto.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email