“Se quedan con la propiedad pero la deuda se mantiene”, asi explica el New York Times cómo funciona la ley de hipotecas en España que considera muy severa. El diario estadounidenses explica que en su país, quienes no pueden pagar sus cuotas simplemente pierden la casa, pero en el sistema español, la “pérdida de la propiedad es sólo el principiode los problemas” para miles de personas que se ven amenazadas por una “deuda para toda la vida” hacia el banco.


(Foto: Flickr/Inmojet)

El artículo que firma Suzanne Dailey cita varios casos personales, para poner en contexto el problema: “No solamente los titulares de hipotecas españolas son personalmente responsables por el monto total del préstamo, sino que también les caen la carga por las penas de los intereses y decenas de miles de dólares en cuotas judiciales, y la gente puede acabar, como el Sr. Marbán, frente a una montaña de deudas. La bancarrota tampoco es la respuesta. Las deudas hipotecarias está específicamente excluídas.”.

El New York Times también explica que en otros países europeos también existen las hipotecas de deuda personal, pero puedes ir a juicio y aliviarlas, mientras que en España no. Se hacen eco de diversas iniciativas para pedir un cambio en la legislació. “Los defensores dicen que los procedimientos de ejecución hipotecaria se inclinan demasiado en favor de los bancos, prácticamente garantizando que los morosos terminarán debiendo grandes cantidades después de perder sus hogares.”

Y consideran que los “aspectos de los procedimientos de España – la rapidez con la que los bancos pueden ejecutar la hipoteca, los tipos de interés que pueden cobrar y los planes de amortización que pueden exigir – son especialmente severos. Este mes, incluso el presidente Zapatero votó a favor de una moción parlamentaria para frenar la ejecución hipotecaria”. [visto aqui]

Print Friendly, PDF & Email