Olga Rodríguez cuenta para radiocable.com como ha transcurrido la jornada de inspección ocular en Bagdad con el Juez Pedraz para reconstruir el ataque en el que murió el cámara Jose Couso. Explica sus impresiones al volver a Irak, al hotel Palestina y detalla el periplo de la comisión judicial. Revela además que ella y los otros tres periodistas testigos que han acompañado al Juez, han rendido, en la habitación, su propio homenaje a su compañero fallecido en 2003.

Olga Rodriguez en Bagdad

La periodista explica que”hemos subido a la planta nº14 y hemos estado en la habitación y el balcón en el que resultó herido Jose Couso. Alli el Juez y la secretaria judicial han tomado notas y realizado fotos”. Luego han subido a la planta 15, “la que resulto más dañada por el proyectil y donde murió Taras Prosyuk de Reuters” y han recordado como el día antes del ataque vieron desde esos mismo balcones, tanques norteamericanos apostados frente al hotel todo el día inspeccionando la zona.

Olga Rodriguez cuenta que posteriormente se han trasladado al puente Aljumuriya donde aunque “tuvimos poco tiempo porque por medidas de seguridad no nos permitían estar mucho tiempo y han podido comprobar como se veía perfectamente, desde ese puente, el hotel Palestina y las plantas más altas.”

La periodista destaca que ha visto al Juez “muy satisfecho” y cree que ha podido hacerse una idea muchísimo más clara de la distancia desde el puente, de la la arquitectura del hotel y como eran las habitaciones, la disposición de los balcones y “ha podido ver que es realmente llamativo que habiendo como había periodistas en cada uno de los balcones grabando, el tanque disparara con tanta impunidad.”

Y revela que “han sido momentos duros para nosotros los cuatro testigos, hemos pedido un minutito de soledad a la prensa, al juez y al resto de integrantes de la comisión judicial. Queríamos quedarnos solos en la habitación donde José resultó herido. Y de manera espontánea nos hemos abrazado, nos hemos acordado de él y le hemos rendido un pequeño homenaje de colegas dicéndole que gracias a la familia que tiene, gracias al Juez Pedraz y a los abogados y a la tenacidad de algunos de sus compañeros y amigos  que han querido creer en la Justicia y la protección de la libertad de información hemos llegado hasta aqui. Quien nos iba a decir que siete años y medio después ibamos a estar aqui por él.”

Olga Rodriguez también muestra su satisfacción por el viaje y por la tenacidad de un juez que ha visto “que aún quedan muchas preguntas sin respuesta” y cree que esta inspección es “un paso muy importante para la Justicia Universal”.

Y describe el Bagdad de 2010 como “desolador y caótico”, una ciudad absolutamente tomada por militares y en donde no hay reconstrucción, los barrios se separan con muros y el desempleo es elevadísimo.

Print Friendly, PDF & Email