Francesco Olivo apunta en radiocable.com que el resultado del referéndum italiano ha hecho pasar a Italia de “ejemplo de estabilidad” a nuevo foco de preocupación a nivel europeo en sustitución de España, que ahora ha vuelto, tras diez meses sin gobierno, a la tranquilidad política, “casi a una situación demasiado tranquila”. Y señala como culpable deregreso a la inestabilidad de su país al propio Matteo Renzi, por “convertir el referéndum en un plebiscito sobre su figura”.

El periodista que cubre España para La Stampa analiza también algunas de las consecuencias que el triunfo del No puede tener. Advierte por ejemplo de que el periodo de inestabilidad que se abre ahora en Italia puede afectar a los bancos de su país en problemas y producir un efecto contagio que indirectamente podría llegar a España. Y señala asimismo que la “ola de descontento popular” que el referéndum italiano y las últimas elecciones han demostrado en todo el mundo deberían provocar la reflexión de la izquierda europea para evitar su desaparición.

Francesco Olivo asegura: “Es llamativo que el foco sobre la estabilidad europea que hasta poco estaba puesto en España por la falta de gobierno, mientras Italia era un ejemplo de nueva estabilidad, un poco inédita para el país, pero con un gobierno que parecía relativamente estable y con un liderazgo fuerte, ahora en pocos días ha dado la vuelta y es al revés. España ha vuelto a una situación tranquila, incluso a veces demasiado tranquila políticamente y casi a una restauración con el pacto en economía y política del PP y el PSOE y al contrario Italia ha vuelto a su naturaleza políticamente inestable.”

Pero señala a un culpable: “Eso ha sucedido porque Matteo Renzi ha convertido un referéndum previsto en la Constitución en casi un plebiscito sobre su persona y su figura política. Y el resultado ha sido que solo el 40% ha decidido apoyarle. Tenía en contra a todos los partidos, e incluso a parte de su propio partido, y ahora el resultado es que Italia vuelve a una inestabilidad peligrosa para toda Europa. De momento los mercados no han reaccionado de manera muy negativa, pero seguro que se va a abrir un periodo de inestabilidad.”

En cuanto a las consecuencias que el resultado del referéndum puede tener para España, el periodista afirma: “Desde un punto de vista económico, aparentemente no tendría. Pero el problema financiero italiano es con los bancos y ya hemos visto que si un banco importante como Monte di Paschi o Unicredit cae o tiene algún problema, esto se convierte en un problema para todo el sistema euro. Así que la zona euro y los países más débiles pueden sufrir. En España la economía está creciendo y los bancos están ahora en una situación más tranquila, pero de forma indirecta y quizá no inmediata, si podría afectar.”

Francesco Olivo también analiza las implicaciones del caso italiano para una eventual reforma constitucional en España y para la socialdemocracia: “En el tema de la reforma constitucional, creo que aún está empezando y hay una mesa muy gregaria, porque hay cuatro partidos y cada uno quiere algo muy diferente del otro. Además en España el asunto territorial es muy fuerte, mucho más que en Italia. Y esa es una diferencia fuerte. En cuanto a los efectos sobre la socialdemocracia y la izquierda, creo que es un gran tema. En España acabamos de ver el drama del PSOE, en donde todavía tiene que haber un congreso y Pedro Sánchez sigue vivo…”

Pero sobre todo advierte: “Creo que el asunto es mucho más grande que sólo España o Italia.  Acabamos de ver la renuncia de Hollande, en Brasil, ha perdido la izquierda, en EEUU, ni hablamos de lo que ha pasado, en Alemania, la socialdemocracia sufre mucho… esto está pasando en todas partes. La izquierda política en la era del populismo y del gran enfado popular que en cada elección se demuestra -Brexit, Trump y quizás en parte también el referéndum italiano- tiene que reflexionar bien para intentar no desaparecer. Porque la pesadilla que tiene toda la izquierda europea es la griega, la pesadilla del PASOK que casi ha desaparecido.”

Francesco Olivo es periodista de La Stampa y escribe sobre España desde 2015. Es también colaborador de L´Espresso. Anteriormente trabajó en Italia para Il Messaggero y Leggo. Fue el autor de la entrevista a Zapatero en 2015 en la que el ex presidente español aseguraba que Podemos “era socialdemócrata y cambiaría con la democracia”.