Hemos hablado en alguna ocasión de él. Jaume Sanllorente, el periodista que cambió su vida por la de los demás, coordina la ONG Sonrisas de Bombay. A través de internet se puede conocer de cerca la actividad de esta organización que lleva un poco de esperanza a las calles de la capital de la India…

“La primera vez que vine a Bombay, recuerdo que vi la ciudad de los bultos grises. Veía objetos grises que iban por toda la costa de Bombai y al día siguiente me di cuenta de que esos bultos que vi por la noche al llegar, eran personas que estaban viviendo allí”, cuenta Sanllorente.

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Si el mar de Bombai hablara, se quejaría de que no se le mima, que lo utilizan para que trabajen niños o para que se tire basura… Si el mar de Bombai hablara, su opinión no sería positiva.