España se ha sometido a su primer examen sobre derechos humanos en la sede de Naciones Unidas en Ginebra. El dictamen final se conocerá en septiembre -aunque este viernes está previsto un informe preliminar. Pero ya se conocen algunos detalles: España ha sido felicitada por las leyes de igualdad y contra la violencia de género, aunque le han puesto dos “peros”: debe mejorar el trato a los inmigrantes y cinco países latinoamericanos han pedido al Gobierno que investigue los crímenes del franquismo y garantice que los familiares de las víctimas recuperen sus restos.

Una fosa de la Guerra Civil

El representante argentino pidió que se refuercen los mecanismos que permiten combatir la impunidad mientras México aconsejó “investigar, sancionar y reparar los delitos de desaparición forzada de personas” sin importar cuándo se cometieron. Cuba habló de  intensificar las “insuficientes medidas adoptadas para que las familiasidentifiquen y exhumen los cuerpos de las victimas y de que es una “asignatura pendiente” acabar con “poner fin a la impunidad de que gozan los responsables de crímenes durante la dictadura franquista, que en virtud del derecho internacional son imprescriptibles”.

El representante de Colombia recomendó a España “continuar avanzando en la implementación de laa Ley de Memoria histórica porque “la verdad es un derecho fundamental para quienes han sido víctimas” mientras que Perú confió en que se produzcan “mayores avances a favor de las víctimas” de la dictadura.

ONG´s como Human Rights Watch han destacado que fueron los países latinoamericanos quienes abordaron esta cuestión, mientras que los europeos guardaron silencio al respecto. Y de hecho en el resumen informativo de la reunión elaborado por la ONU no se menciona la discusión sobre los crimenes del franquismo.

También se produjo un momento tenso cuando el representante de Iran hablo de “apartheid” en España en alusión a los casos de niñas musulmanas que no pueden acudir a clase con el hiyab.

Antes del examen periódico a España se produjo una manifestación en apoyo del Juez Garzón en la Plaza de las Naciones a la que asistieron un centenar de personas. 

Print Friendly, PDF & Email