BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

David Bosco publica un artículo de opinión en The Washington Post titulado: ??¿Es la segunda parte de la Inquisición?”. Y el artículo se pregunta: ¿Está tratando el país de superar el trauma de la dictadura del general Francisco Franco entre 1939 y 1975 tratando de corregir los entuertos del mundo?” .

“Algunos chilenos y argentinos han detectado un olorcillo a neocolonialismo en su intento de decidir por los pecados pasados de Iberoamérica. ¿Está España buscando un imperio judicial para reemplazar el territorial? En una reciente entrevista en La Razón, el ex presidente del Gobierno José María Aznar se quejaba de que ??queremos ser policías universales????.

Ante el texto uno se pregunta, ¿Puede la justicia ser considerada neocolonialismo? y por otra parte, ¿es Aznar un referente moral de la justicia como para atender a sus palabras? La confusión de Aznar, en todo caso, como he manifestado aquí ya antes, tiene que ver con confundir la policía con la magistratura. Policía universal ya tenemos, -los EEUU- lo que nos faltan son organismos para controlarla con un cierto grado de consenso global. David Bosco en todo caso continúa:

??El deseo de aventura de los jueces españoles se ha convertido en un elemento irritante para los diplomáticos y políticos del país, que han de convencer a poderosos aliados y socios comerciales de que sus compañeros de banquillo no pretenden ofender. Cargos israelíes han acusado al poder Judicial español de pretender avanzar una agenda política, mientras que China ha demandado ??medidas inmediatas y efectivas?? para poner fina a la instrucción?.

??La semana pasada, el Parlamento español aprobó una medida que exigirá a los jueces aceptar sólo casos con vinculación demostrable con España. Mediante sus investigaciones, los jueces españoles han insistido en que ni los cargos de democracias liberales como EEUU e Israel y actores tan poderosos como China no tienen patentes de corso. Puede que España refrene pronto a sus jueces andantes, pero la cuestión de si la justicia internacional debe aplicarse a los más poderosos está aquí para quedarse?.

Print Friendly, PDF & Email