George Bush y Mark McKinnonSiempre se dijo que Karl Rove fue el arquitecto de las victorias electorales del presidente de EEUU y en cierta forma su “cerebro”. Pero hubo una segunda persona cuya ayuda fue crucial para diseñar la política de comunicación de George W. Bush desde sus comienzos en política en Texas: Mark McKinnon. En una entrevista para ABC advierte que la campaña presidencial de 2008 se jugará en Youtube.  

A pesar de que en los 70 era demócrata y escribía canciones country para Kris Kristofferson, su carrera profesional como asesor de comunicación en política ha transcurrido al lado de George Bush. Fue el máximo responsable de la publicidad de sus dos campañas presidenciales en 2000 y 2004 y creó para él lemas como el “Conservadurismo compasivo” o “Tiempos de cambio”. Este fue el de la contienda de 2004, que considera que fue estratégicamente, la más difícil. También estuvo detrás de la campaña publicitaria de acoso y derribo contra John Kerry.

Para 2008 se ha comprometido de momento como asesor del senador John McCain. Cree que el terrorismo volverá a ser un asunto central en la campaña aunque avisa que ve en la gente un “apetito de cambio” voraz que podría deparar sorpresas. Pero sobre todo McKinnon estima que van a ser los comicios de YouTube. “Ese es el campo en el que se van a definir los ganadores, y en donde el poder para comunicar ha pasado de los políticos a las masas. Es la comunicación política democratizadora”.

Respecto a la importancia del voto hispano, McKinnon lo tiene claro “Creo que posiblemente ayudó al presidente Bush a ganar ambas elecciones. Los votantes latinos también serán cruciales en los próximos comicios. Por eso me preocupa que la línea dura republicana sobre inmigración perjudique al partido”.

En la entrevista, McKinnon también revela algunos aspectos interesante de la comunicación relativa a Bush. Por ejemplo que asumieron desde el primer momento la fama que tiene el presidente de hombre simple que suele meter la pata. “No lo obviamos y sabíamos que forma parte de quién es y es algo que al votante corriente en realidad le resulta simpático”. También explicó que no sólo no considera a Michael Moore como una pesadilla sino como un aliado “fantástico para nosotros”, por eso le invitaron a la Convención Nacional Republicana como periodista. Y destaca a Nicolas Sarkozy como el político europeo con el que le gustaría trabajar. (fuente: comunicación electoral)

Print Friendly, PDF & Email