La agencia estadounidense publica un artículo en el que analiza lo que puede suceder el 22M y las implicaciones a nivel nacional. Para Reuters, “la persistentemente elevada tasa de paro y una economía estancada acarrearán a los gobernantes socialistas españoles importantes pérdidas en las próximas elecciones regionales y les darán un anticipo de la probable derrota del próximo año a nivel nacional”.

Cola en una oficina de empleo

Reuters recoge que “según las encuestas, los socialistas perderán Barcelona y Sevilla así como la mayoría absoluta en Extremadura, región en la que han gobernado durante décadas desde que España volviera a la democracia en el año 1978 tras la dictadura de Franco. La oposición de centro derecha del partido Popular probablemente puede ganar ajustadamente Castilla-La Mancha. La región registra uno de los índices de paro más elevados de España y se ha convertido en un escenario electoral clave tras 28 años de gobierno socialista”.

“El presidente José Luis Rodríguez Zapatero de ha granjeado los elogios del extranjero por la adopción de sus medidas de austeridad, pero su índice de popularidad en casa es tan bajo que decidió no presentarse para una tercera elección en los comicios generales. El próximo 22 de mayo de espera que el Partido Popular supere al partido socialista por seis puntos porcentuales, de acuerdo con una encuesta llevada a cabo por Metroscopia. El voto municipal español no siempre es indicador de lo que pueda ocurrir en las elecciones generales”, explican.

En el verano, los socialistas elegirán al candidato que sucederá a Zapatero, con grandes esperanzas de que lo sea el Vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba y la Ministra de Defensa Carme Chacón. Los votantes españoles no tiene tendencia a cambiar de partido, por eso el partido de Zapatero está concentrado en estimular el número de votantes suscitando temores sobre las políticas de centro derecha dado que el absentismo tiende a dañar a los socialistas más que a los del PP”.

Print Friendly, PDF & Email