El corresponsal del Frankfurter Allgemeine Zeitung ha analizado en un artículo la diferente reacción ante el atentado de ETA del nuevo lehendakari Patxi Lopez frente a la de sus antecesores en el cargo. Paul Ingendaay destaca como “inusual” la reacción solidaria del gobierno vasco hacia la familia de la víctima y cree que eso demuestra que algo ha cambiado en el País Vasco. Además señala que es verdad que en el exterior durante mucho tiempo se ha tenido una actitud demasiado neutral ante ETA y a los corresponsales les corresponde “explicar que es una banda de asesinos y no tiene un plan democrático”.

Paul Ingendaay

Para Paul Ingendaay, lo más importante de la reacción del gobierno de Patxi Lopez ha sido el aspecto humano: “las víctimas hasta hace muy pocos años no eran reconocidas. La gente no estaba al lado de las víctimas, estaba al lado de los asesinos o neutral”. Por eso destaca el gesto del nuevo lehendakari y piensa que puede suponer cambi0os en la sociedad.

El corresponsal alemán admite que durante mucho tiempo, los medios extranjeros han  hablado de ETA de una forma muy “neutral, casi positiva” como un movimiento separatista.  Por eso considera que es casi la obligación de los corresponsales que “saben un poco más del tema, explicarles a sus lectores que es una banda de asesinos que no tienen un plan que se pueda desarrollar democraticamente y que de hecho temen mucho el voto democrático”.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post