“Hakani” es un film rodado por unos misioneros que muestra a una niña indígena brasileña enterrada viva por su pueblo. Pretenden denunciar que el infanticidio es una práctica extendida entre los indígenas amazónicos, que afecta a cientos de menores. Ha sido descargado cerca de 400.000 veces en Youtube y generado una fuerte polémica. Sin embargo, Survival, la ONG que defiende a los pueblos indígenas asegura que la película no es auténtica, que el supuesto barro que cubre a la niña es en realidad chocolate y que las denuncias de infanticidio entre los indígenas son falsas.

Imagen de previsualización de YouTube

El director de ??Hakani? es David Cunningham, hijo del fundador de la organización misionera fundamentalista norteamericana llamada ??Youth with a Mission? (??Juventud con una Misión?). Sin embargo según denuncia Survival, la participación evangélica se pretende minimizar y no se menciona en absoluto. Ni en los títulos de crédito, ni en la web del proyecto Hakani.

En el apartado on line del making-of del documental reconocen algunas de las reclamaciones de la ONG -por ejemplo que la escena del enterrramiento en vida es una recreación y que usaron chocolate-, pero mantienen su tesis de que el infanticidio es común entre los indígenas y aseguran que muchos de sus representantes y las comunidades han recibido bien el film y están discutiendo la cuestión. También aseguran que el proyecto no es religioso, aunque admiten la importante colaboración de ??Youth with a Mission”.

Para el director de Survival, Stepehe Corry en cambio: ??Se está enseñando a la gente a odiar a los indígenas, incluso a desearles la muerte?. Sostiene que la película es parte de una campaña de los misioneros para presionar al Gobierno de Brasil con el objetivo de que apruebe un controvertido proyecto de ley conocido como ??ley de Muwaji?. Esta ley obligaría a los ciudadanos brasileños a informar a las autoridades sobre cualquier cosa que consideren ??una práctica tradicional dañina?. Esta ley promovería una ??caza de brujas?, según Survival.

La ONG también ha editado en su canal de Youtube un video en respuesta a “Hakani”

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email