El Tribunal Supremo tiene diversas sentencias en las que ampara al periodista ateniéndose al concepto de “Reportaje Neutral”.

El Supremo no convierte al profesional en responsable siempre que no haya tratado de presentar como hechos verdaderos simples rumores “carentes de toda constatación” o bien “meras invenciones o insinuaciones“-dice.

A menudo la ambigüedad de las leyes sirve de refugio para los querellantes, pues la protección de las fuentes impide su identificación. Es lo que recoge la sentencia 816/2009 de la Sala de lo Civil del Supremo cuando explica:

“El medio informativo es un mero transmisor -transcribe exactamente lo manifestado por su fuente- pero debe personalizar en concreto de quien partieron las manifestaciones vertidas, es decir han de ponerse en boca de personas determinadas responsables de ellas”, dice siguiendo esa doctrina del Reportaje Neutral.

(en base a la doctrina jurisprudencial norteamericana del “neutral reportaje doctrine”, proclamada en las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, de 7 de diciembre y 8 de julio de 1986, casos Handyside y Linpens, respectivamente y que se aplica -como recuerda la sentencia de 21 de julio de 2008- como protectora de la información difundida cuando se reproduce lo que un tercero ha dicho o escrito)

Imagen de previsualización de YouTube

La persecución judicial contra los periodistas se da por todo el planeta (parte1) Holman Morris (en el vídeo),   fue “acusado públicamente, por el presidente de Colombia, de tener lazos con la guerrilla”, lo que le obligó a exiliarse.

Print Friendly, PDF & Email