La creación de una mesa de colaboración parlamentaria tras la reunión de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha desatado ciertas esperanzas de “reconciliación” y posible acercamiento real entre los dos partidos de izquierda españoles, pero parece más bien un “acuerdo de medias tintas” y un “pacto de no agresión” que una estrategia real de coalición. Es lo que sostiene la revista francesa de izquierdas en un artículo de Laura Guien que incluso ya ve “signos de fragilidad” en la alianza. Considera que se trata sobre todo de un “golpe de comunicación” que sirve a los intereses tanto del PSOE como de Podemos, pero que evidencia como la izquierda española sigue sin lograr “afinarse”.

Politis afirma que a pesar de que PSOE y Podemos han retomado el diálogo y creado un mesa común de debate parlamentario “no hay nada menos seguro” que estos suponga un avance en crear un espacio de oposición en común capaz de plantar cara al gobierno. De hecho resalta que además del “eterno punto de divergencia” que supone Cataluña, hay otros signos de fragilidad en la alianza. Y menciona en este punto la “total ausencia” de iniciativas parlamentarias comunes y de agenda oficial que implique a ambos partidos. Por ello

El artículo cree que el acercamiento ha sido sobre todo un “golpe de comunicación” que sirve a los intereses de ambas formaciones: al PSOE le permite cambiar la imagen de “derechización” que arrastra desde que permitió la investidura de Rajoy y a Podemos le ayuda a escenificar que ha comprendido que la estrategia de confrontación directa con los socialistas ya no sirve. Sostiene que el acuerdo sería por tanto más un pacto de no agresión que una auténtica estrategia de coalición. Pero señala que también evidencia que a pesar de este “nuevo registro de neutralidad, los violines de la izquierda española siguen teniendo problemas para afinarse.”

Politis es un semanario generalista francés fundado en 1988 por varios periodistas. Se define a si mismo como de izquierda antiliberal y ecológica y es miembro fundador de la asociación Attac. Pertenece a la sociedad Politis SA, entre cuyos accionistas estuvo Le Monde Diplomatique, aunque desde 2006 es controlada mayoritariamente por la asociación “Pour Politis” y algunas personalidades como  Christophe Kantcheff, Denis Sieffert, Pascal Boniface. Pese a todo su principal fuente de financiación son las suscripciones. Su tirada ronda los 15.000 ejemplares y su página web suma 420.000 páginas vistas.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.