El periódico polaco Dziennik Gazeta Prawna publica un texto de Michal Potocki titulado “España también gravará sus depósitos bancarios” Según Dziennik Gazeta Prawna, “el gabinete de derechas de Mariano Rajoy espera que los bancos no incluyan los nuevos gravámenes en los pagos que atienden los depositarios, sino que financien las nuevas cargas con sus propias reservas.

“España es un estado más que introducirá el impuesto sobre los depósitos.

Las nuevas regulaciones, asume el gobierno, no deberían afectar a los ahorrantes normales y corrientes. ´El impuesto ha de recuperar el orden en el mercado bancario español´, ha comentado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El gravamen de entre un 0,1 y un 0,2% ha de generar entre 1.500 y 3.000 millones de euros adicionales.
Las soluciones analógicas se han aplicado hasta ahora en tres comunidades autónomas: Andalucía, Extremadura e Islas Canarias. El gabinete de derechas de Mariano Rajoy espera que los bancos no incluyan los nuevos gravámenes en los pagos que atienden los depositarios, sino que financien las nuevas cargas con sus propias reservas.
Es posible también que del impuesto sean exentos los depósitos menores de 100.000 euros. Las regulaciones han de entrar en vigor en las próximas semanas. Algunos expertos temen que la introducción del impuesto puede producir la huida del capital al exterior, al igual que pasó en Italia en 1992 después de que el gobierno de Giuliano Amato gravara los depósitos con un 0,6%.
Las autoridades de Madrid tratan de evitar el hundimiento económico producido por el estallido de la burbuja inmobiliaria..”

Fachada del Banco de España
(Foto: Flickr/Cesvic)