Gazeta Wyborcza recoge en un art├şculo que firma su corresponsal Maciej Stasinski los intentos de cambiar la Ley de Mecenazgo para que la Iglesia Cat├│lica espa├▒ola pague impuestos sobre sus bienes inmuebles. Destacan que es una iniciativa de la izquierda, pero que cuenta con un respaldo popular dada la situaci├│n de crisis que vive Espa├▒a.

Sede de la Conferencia Episcopal Espa├▒ola
(Foto: Flickr/Conferencia episcopal espa├▒ola)

Gazeta Wyborcza explica: “La oposici├│n de izquierdas quiere imponer impuestos sobre los inmuebles de la Iglesia cat├│lica en Espa├▒a. El gobierno de derechas est├í en contra, pero un 80% de espa├▒oles est├í de acuerdo con que los religiosos deben apretarse el cintur├│n tambi├ęn. Se trata de centenares de millones de euros anuales. Los socialistas han exigido a sus concejales y diputados que preparen un registro de los inmuebles de la Iglesia cat├│lica que no son lugares de culto religioso. Junto con la izquierda postcomunista quieren imponer impuestos sobre estos inmuebles.”

A├▒aden: “Y tienen dos argumentos. Primero, la Iglesia cat├│lica y otras asociaciones religiosas han acumulado demasiados privilegios financieros y fiscales frente a los ciudadanos u otras organizaciones y asociaciones que adem├ís son mayores que en otros pa├şses. Segundo, la izquierda opina que estos privilegios est├ín fuera del lugar, sobre todo en unos tiempos en los que se padece la crisis econ├│mica m├ís grave desde hace cincuenta a├▒os que ha privado a centenares de miles de personas tanto de empleo como de perspectivas, les priva de casas y viviendas llev├índoles a la pobreza.”

El texto resalta tambi├ęn que “la solicitud de la izquierda la apoya un 80 % de los espa├▒oles ha informado el diario El Pa├şs. Se opone la misma Iglesia as├ş como el gobierno de derechas de Mariano Rajoy. El PP ha enviado a sus concejales una directiva opuesta que les ordena oponerse a los socialistas. En algunos pueblos ya lo han hecho. No obstante, el patrimonio de la Iglesia Cat├│lica no est├í bien calculado y valorado. Las finanzas de la Iglesia no son p├║blicas.”

[Leer el art├şculo completo en Gazeta Wyborcza]