“Grupos de derechos humanos han condenado a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y a sus equipos nacionales por aceptar una invitación para jugar un amistoso de exhibición en Guinea Ecuatorial, un país donde está generalizada la práctica de la tortura y el saqueo de los bienes públicos por parte del presidente, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo”.

 


(Foto: flickr/Gobierno de España)

 

“España (actual campeón europeo y mundial) ha anunciado -según explica Palash Gosh, en sun artículo para International Business Times- que jugará un partido amistoso con la selección de Guinea Ecuatorial el próximo 16 de Noviembre en la capital, Malabo. Además, la Federación Española ha acordado “renunciar a la habitual compensación financiera como medio para fortalecer las relaciones con los antiguos territorios españoles”, según informó el gobierno de Guinea Ecuatorial. (La llamada Guinea Española fue una posesión colonial española hasta 1968)”.

“Sin embargo, algunos activistas de los derechos humanos en África han advertido de que el hecho de jugar un partido amistoso en Guinea Ecuatorial, equivaldría a apoyar el régimen autoritario de Obiang, que tomó el poder en un golpe militar en 1979 y se ha convertido en uno de los dictadores más longevos del planeta”.

Leer artículo completo en International Business Times

 

 

Print Friendly, PDF & Email