BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El 29 de febrero de 2008, a pocos días de las elecciones generales (9 marzo 2008), el Financial Times publicó una entrevista con el secretario de Comunicación del Partido Popular (PP) Gabriel Elorriaga. El político se confió y confesó que su partido ponía en duda la situación económica del país por razones electoralistas:

“Sabemos que (los votantes socialistas indecisos) nunca nos votarán. Pero sí podemos sembrar suficientes dudas sobre la economía, sobre la inmigración y sobre cuestiones nacionalistas, entonces quizás se quedarán en casa”

“Será difícil incrementar nuestro voto” el “PP tiene una imagen muy dura y de derechas en este momento”. “Incluso nuestros votantes piensan que son más de centro que el PP”

El Partido Socialista, en cambio tiene una base electoral mucho más amplia, pero “sus votantes son menos disciplinados” que los del PP. “Eso es por lo que les estamos dirigiendo nuestro mensaje a ellos. Les estamos diciendo: ‘Vuestro Gobierno no se ha ocupado de vuestros problemas’. Los resultados electorales dependerán del impacto de este mensaje”.

Las declaraciones provocaron un pequeño terremoto mediático. Tanto que el PP trató de desmentirlas y la propia corresponsal del diario, Leslie Crawford, se vió obligada a conceder varias entrevistas certificando cada palabra de lo publicado.

¿Realmente sabía el PP la crisis que se nos venía encima o sólo utilizaba el asunto como estrategia electoral? ¿Contribuyeron esas declaraciones -y otras parecidas- a crear desconfianza sobre nuestro país? ¿en qué medida?