(Foto: Flickr/La Moncloa)

La entrevista del presidente del gobierno en la TV de la agencia norteamericana siguen coleando, tras saberse que Moncloa intentó que se retiraran las respuestas sobre Bárcenas. Y de nuevo, periodistas extranjeros están siendo noticia aquí por hacerle a Mariano Rajoy las preguntas que en España no es posible formularle. (Foto: Flickr/La Moncloa)

Si en julio fue Ciprian Baltoiu, de la TV rumana Digi24 el primero que preguntó cuando y dónde pensaba dar explicaciones Rajoy por el caso Bárcenas, ahora han sido los reporteros de Bloomberg quienes han puesto en un aprieto al presidente español. Sara Eisen, la reportera especializada en comercio exterior de la cadena fue la encargada de la entrevista que dura un total de 22 minutos y versa principalmente sobre aspectos económicos y los primeros signos de recuperación.

Sin embargo casi al final, la periodista introdujo el tema de los casos de corrupción. Las preguntas de la entrevista, según ha explicado Bloomberg, fueron colaboración entre Sara Eisen y la delegación de la agencia Bloomberg en Madrid y sorprendieron al presidente del gobierno por su precisión y detalle. La reportera incluso citó su famosa frase “Todo es falso salvo algunas cositas” en español y le interrogó sobre la destrucción de discos duros de portátiles en la sede del PP que el Juez habia pedido.

El de los ordenadores borrados es un tema que ha provocado mayor sorpresa entre los periodistas extranjeros de lo que Rajoy parece ser consciente. De hecho en una de las crónicas que Bloomberg ha redacatado sobre la entrevista y que firman Sara Eisen, Ben Sills y Esteban Duarte, estos dos últimos corresponsales en Madrid, se destaca: “Rajoy dice no tener conocimiento de que funcionarios de su partido destruyeran evidencias solicitadas por la Audiencia Nacional en el marco de una investigación por corrupción. Es la primera vez que el primer ministro español responde a preguntas sobre la investigación por un posible encubrimiento.”

Bloomberg ha confirmado las presiones de Moncloa para retirar estos fragmentos de la entrevista -que también incluyó una declaración de Rajoy asegurando: “Hay cosas que no se pueden probar”-. Una fuente de la agencia aseguró a El Mundo: “Nosotros nunca dejamos que ningún invitado conozca de antemano las preguntas de la entrevista. Tampoco aceptamos nunca suprimir ningún fragmento. Ellos no estaban contentos con las preguntas sobre la corrupción y nos pidieron que las quitáramos. Pero nosotros defendemos nuestro trabajo. Les explicamos que esos minutos eran relevantes y que no íbamos a omitirlos.

 

La entrevista y la polémica por el intento del gobierno de suprimir fragmentos de la entrevista ha tenido una amplia repercusión. Y muchos periodistas y corresponsales lo han comentado en sus cuentas de twitter.

Ben Sills, uno de los periodistas de Bloomberg en Madrid y uno de los responsables de las preguntas recapituló: “El 1 de agosto Rajoy dijo haremos todo lo necesario para ayudar a que se conozca la verdad lo antes posible. No se le ha negado nada al juez“.

“El 19 de agosto el PP de Rajoy entrega dos portátiles pedidos por el tribunal como prueba del escándalo de corrupción. Los discos duros han sido eliminados“.

“Ayer Rajoy le dice a Bloomberg: `No sé si estaban alli, si estuvieron allí alguna vez o si alguien se los llevó´.”

Sara Eisen, la entrevistadora destacó que Rajoy habló “de la recuperación, de empleo, de corrupción e incluso de Draghi“. Resaltando hora más tarde de ese primer mensaje: “Rajoy hablando de los cargos de corrupción: `Nadie ha sido imputado´. ” Y en su cuenta de Instagramm publicó dos imágenes con el presidente español

Angeline Benoit , también corresponsal de Bloomberg en Madrid, resaltó: “Presidente España sobre Bárcenas: “Hay cosas que no pueden ser comprobadas´.” Y ha retuiteado comentarios sobre la entrevista.

Mathieu de Taillac corresponsal de Le Figaro en España recogió: “tras la entrevista, el equipo de Rajoy pidió suprimir la parte sobre el caso Barcenas” y añade: “Evidentemente Bloomberg se nego. El gobierno dice que no tiene nada que decir al respecto”

Clare Kane, de Reuters y Astrid Berg de la RTV pública danesa.

Print Friendly, PDF & Email