Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Todos pendientes del Senado americano, claro, pero la mirada está cambiando de perspectiva. Como si se estuviera produciendo un lento despertar colectivo, empiezan a aparecer las personas. Muchos análisis hablan hoy de la crisis no desde Wall Street sino desde “main street”, la calle principal de cada pueblo o ciudad de los Estados Unidos, por donde hace ya bastante tiempo a la gente común la vida le está pesando mucho más.

 

Dicen las crónicas que las gentes están muy enfadadas con tanta prestidigitación financiera y que a partir de ahora la política y la economía tendrán que mirar menos a los paneles electrónicos de las grandes cifras y más a los ojos de las personas. Pues estas, las personas, están empezando a entender demasiado, sobre todo, a partir de una simple división: 700.000 millones de dólares es algo virtual, pero 2.500 millones por cada americano -adulto, anciano o recién nacido- es dinero real. Por primera vez, Wall Street se ha visto arrastrado a cada “main street” y no está ocurriendo solo en los Estados Unidos, así que habrá que adecuar los ángulos. Un ejemplo en España: nuestro Ibex, centro de todas las atenciones, no recoge los problemas de verdad de las pequeñas y medianas empresas, que son el 95% de la economía española y que están secas, sin créditos que llevarse a sus cuentas. Bueno, y si, ya puestos, seguimos con los ojos abiertos, veremos a los 300 inmigrantes hacinados ayer en el cayuco que llegó a Canarias. Y si, además de abrir los ojos, abrimos la mente, no tardaremos en descubrir que todo, Wall Street, “main street” y el cayuco, son tres líneas del mismo relato.”