El número de viviendas vendidas en los tres primeros meses del año descendió un 11,5% respecto al mismo periodo del año pasado, según datos de los Registradores de la Propiedad. En el terreno de las casas nuevas, el descenso fue aun mayor, un 16%. Y en general todos los datos apuntan a una “desaceleracion” del negocio inmobiliario en España.

Un medio argentino publica como esta situacion desemboca en que quienes visitan proyectos inmobiliarios cerca de Madrid, por ejemplo, encuentran estructuras sin terminar y calles desiertas. Al no venderse las promociones, todo se abandona. ??Fuimos a ver nuestra futura residencia, pero en su lugar había pueblos fantasmas?, citan de un inversor. “No hay casas ni edificios listos para ocupar y hay que recorrer kilómetros para comprar pan o cigarrillos?. La gente tiene miedo de visitar esos esqueletos, los ve poco seguros y se aleja.

Print Friendly, PDF & Email