Es algo así como llevar una tarjeta de crédito inteligente en la muñeca. CaixaBank, en colaboración con VISA, han lanzado por primera vez en Europa una pulsera wearable inteligente para efectuar pagos directos en negocios que dispongan de tecnología contactless.

CaixaBank tiene previsto distribuir 15.000 pulseras contactless entre sus clientes con mayor utilización de las tarjetas con este tipo de tecnología, y durante el segundo semestre del año la pulsera estará disponible en toda su red de oficinas. De momento hay más de 300.000 comercios en España que permitirían hacer compras instantáneas tan solo acercando la muñeca al datáfono.

El dispositivo lleva en su interior un “microtag” con la información encriptada de la tarjeta del cliente, y está protegida con la misma seguridad que las tarjetas habituales, el sistema EMV. El chip con tecnología contactless permite a la pulsera, que está diseñada con un cierre ajustable, materiales antialérgicos y es resistente al agua, contactar con los datáfonos y realizar transacciones como si fuera una tarjeta.

 

Print Friendly, PDF & Email