Se llama Quadrofoil y esta llamada a ser la moto acuática del futuro. Es un invento esloveno, eléctrico y ecológico que se levanta por encima del agua sobre cuatro hidroplanos en forma de ala y puede alcanzar una velocidad máxima de 40 km/h.

Con una sola carga de batería, puede recorrer hasta 100 kilómetros. Cuando alcanza una velocidad de 10 kilómetros por hora, el Quadrofoil se levanta por encima de la superficie del agua y flota sobre las aletas. Esto tiene ventajas como reducir las vibraciones incluso con olas de medio metro y da la sensación de volar sobre el agua. Pero además es dispositivo ecológico que no hace ruido, no emite dióxido de carbono y tampoco contamina el agua ya que no libera aceite del motor.

Aunque sus creadores tienen planes de hacer diferentes versiones de la moto, con distintas capacidades, el primer ejemplar es el Q2, para dos personas. Cuesta 22.500 dólares y ya se puede encargar desde su página web… Aunque quienes puedan permitírselo tendrán que esperar hasta mayo de 2016 que es la fecha en la que serán enviados los primeros Quadrofoils.