Quedó pendiente en este blog, la información sobre la segunda y última jornada del encuentro de relevantes artífices de la transición. Pero dado que se ha cubierto en diferentes medios (recomendado, ??30 años de esperanza y desencanto?. Crónica de Javier La fuente. El País 6/6/ 2007) poco hay que añadir por mi parte. Solo queda acceder a la edición, anunciada, del encuentro.

 El libro, en torno al cual se desarrollaba el acto: “Memoria democrática” del profesor José Vidal-Beneyto  lo recibí  con una preciosa dedicatoria del autor, y me queda la sensación de haber asistido a una de esas reuniones que harán historia.

 
Los días han pasado y con ellos las noticias han cambiado.  Ayer Rajoy ??tuvo a bien? acceder a Moncloa para encontrarse con el presidente Zapatero. Iba contento el ??cativo?, y su  sonrisilla condescendiente,  que  se peleaba con los pelos de su barba, así lo señalaba. Piensa que corren buenos tiempos para él, porque no se para a pensar que al igual que los emisarios marítimos que distan de la costa y nadie los asociaría con la porquería que transportan originada en las construcciones, él es también un emisario de ETA. Un fanático como ellos, a los que les ha venido muy bien su afán de poder. El señor Rajoy, tiene en común con los demócratas exclusivamente una cosa: la corbata igual que la del presidente. Solo eso… ¡?nicamente eso!

 Llegará el día en que la historia lo demostrará.  Lo malo es que quizá  entonces será demasiado tarde… ¡Lástima de oportunidad perdida. Su partido, con él a la cabeza, ha sido el que ha alimentado a la bestia!

Print Friendly, PDF & Email