Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Los mercados han vuelto a respirar, eso sí, con respiración asistida, muy asistida, por oxígeno publico y sin que quepan, aún, pronósticos esperanzadores. El barullo sigue siendo grande y las paradojas se encadenan, teníamos al Bush estatalista, al liberalismo socialista y a los ahorradores del mundo unidos para salvar a la banca. Ahora nos encontramos con que la Europa del euro se une para aplicar las recetas de Gran Bretaña, que no está en el euro, que el líder del momento es Gordon Brown, que hace tres semanas era un cadáver político, y que Angela Merkel pasa a la cola, después de tener que tragar lo que no quería tragar, una solución compartida.

 Imagen de previsualización de YouTube

Mientras tanto, los países emergentes que, por orden del FMI y del Banco Mundial, habían tenido que desprenderse de sus empresas públicas rentables y lanzarse a privatizar, nos hacen saber que se sienten timados y que toman nota, como están tomando nota también millones de ciudadanos que, entre susto y susto, están empezando a enfadarse. Ya está en las conversaciones de cafetería ese embrión de ira, que, como escribía ayer Manuel Vicent en El País, debería dar al próximo futuro un potente contenido social. Entretanto, en casa, toda esta complejidad se torna simpleza y obviedad, con Rajoy reprochando a Zapatero que ayude a los bancos, sin notar nada raro en que lo hagan sus más afines Sarkozy, Merkel, Bush y Berlusconi, un Rajoy ajeno a la emergencia mundial y seguramente enrabietado por su desliz de gran frívolo: `el coñazo de desfile?, ¿tal vez porque encima le impediría ver la carrera de Fernando Alonso en Japón? …

Print Friendly, PDF & Email