La “tarifa plana” de 100 euros de cotización a la Seguridad Social por cualquier nuevo contrato indefinido ha sido la medida estrella anunciada por el presidente español en el Congreso. Se trata de un claro guiño a los empresarios para tratar de crear empleo. De hecho puede decirse que las empresas han sido un destinatario prioritario de Rajoy en su discurso del debate sobre el estado de la nación.

Según la nube de palabras del texto, fue tras España, Señorías y empleo, la más mencionada (29 veces). También habló de recuperación, reformas y de la vuelta de la confianza exterior. En cambio no mencionó ni la pobreza, ni el aborto, ni ETA.

Imagen de previsualización de YouTube

Rajoy también ha anunciado otras medidas para favorecer a las empresas. Por ejemplo la implantación de la colaboración entre las empresas de trabajo temporal y los servicios públicos de empleo. Y además para facilitar el crédito, ha dicho que se darán más garantías a las empresas con la obligación de dar un preaviso por parte de las entidades financieras de tres meses cuando se vaya a cancelar o reducir la financiación de las pymes.

Pero la rebaja de las cotizaciones sociales anunciada este martes es sin duda la más destaca. Según apunta El Diario.es, es una de las noticias más esperadas y deseadas, por la patronal. En la actualidad, se abona alrededor de un 30% de la nómina en cotizaciones sociales. Calculando el impacto de la medida en un sueldo de 20.000 euros brutos anuales, una empresa pasaría a pagar 1.200 euros frente a los 5.700 euros que cuesta ahora, un ahorro del 75%. Esta cotización se podrá mantener 24meses siempre que el contrato suponga un aumento de plantilla (empleo neto) y mantenga al trabajador durante al menos tres años.

Aunque algunos economistas como Jose Carlos Diez han criticado desde Twitter la medida.

 

Print Friendly, PDF & Email