Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “España vive bajo el impacto de los cuatro asesinatos de ayer: cuatro mujeres muertas en un solo día a manos de sus parejas o ex parejas. Es impresionante e imposible de digerir. Ya resultaba tremendo el goteo de tragedias que nos ha traído el nuevo año.

Imagen de previsualización de YouTube 

Pero lo de ayer fue como un movimiento sísmico. ¿Cómo encajarlo?. Hace veinticuatro horas ya les comentábamos el amargo añadido de estas noticias: la frustración. Porque nadie sabe a ciencia cierta qué debe hacerse. Pues bien, partamos de aquí. Es hora de someter a examen cuanto se ha hecho. No dudamos ni un poco en la bondad de las estrategias dibujadas en la ley integral. El horizonte es el mismo y muy probablemente también lo sea la ruta. Es un problema profundo que no admite milagros pero debe admitir respuestas y cambios tácticos urgentes. Apliquémosle la energía que merece el desafío. Si se necesitan más jueces, más policías, más dinero, la novena potencia del mundo tiene que poder dotarse de ellos. Sin engañarnos, sabiendo que el veneno es de eliminación social lenta, pero jugando fuerte. Es ya una prioridad nacional.”