Para el corresponsal de La Tribune, Thierry Maliniak, “España es una referente a nivel internacional en energías verdes. No tan solo en Europa, sino también en los Estados Unidos”. El corresponsal francés habla en su último artículo sobre la política del Gobierno español en esta materia:

Han adoptado medidas contradictorias. En mayo se creó un preregistro para los que querían recibir subvenciones, en octubre el PSOE a través del Senado quiso eliminarlo y 6 días después, quería suprimir la supresión. Es decir, volvían a tener la posición inicial.

“Es un sector que depende mucho de las subvenciones públicas. El Gobierno tiene la impresión de que con este crecimiento  desbocado de las energías renovables, también se han desbocado las subvenciones en un momento en el que las finanzas públicas no están en buen estado”, comenta. De manera que “el gobierno está preocupado por el costo creciente de las subvenciones que van ligadas a su desarrollo”, tal como dice en el artículo.

Maliniak insiste en que “los últimos cambios en la legislación nos recuerdan que es un sector totalmente vinculado a las subvenciones. Eso no es sano a medio plazo… Las energías renovables deberían ser atractivas por sí mismas”.

Francia es el único país de Europa que depende de la energía nuclear. Por tanto, hay menos urgencia en aumentar el peso de las energías renovables, a diferencia de lo que pasa en España.

Print Friendly, PDF & Email