El Wall Street Journal analiza el rescate sobre la banca española e insiste en que solamente saldrá bien si “España emplea el dinero y el tiempo en una saneamiento financiero a fondo y en más reformas”. El diario advierte además de que “España aún está en apuros en cuanto al dinero para rescatar sus bancos”.

“España es el cuarto país que necesita financiación en euros y este rescate saldrá mejor que los otros solamente si España emplea el dinero y el tiempo en una saneamiento financiero a fondo y en más reformas. También están concediendo a España unos términos más favorables que los recibidos por otros países, exigiendo, según la mayor parte de las versiones, un tipo de interés del 3% y con condiciones exclusivamente a los bancos, no así a la política fiscal en general. Puede que eso agrade a la brigada europea contra la austeridad y por lo menos el gobierno español no tendrá que efectuar otra subida de impuestos que agravaría aún más la recesión española.
La apuesta mayor española es si el rescate bancario agravará meramente los problemas de deuda soberana del país. La deuda nacional española ya es el 69% del PIB y un crédito de 100.000 millones le sumaría otros 10 puntos porcentuales más o menos. España también deberá pagar intereses, lo que se sumará a un déficit presupuestario de casi el 9% del PIB. En otras palabras, España aún está en apuros en cuanto al dinero para rescatar sus bancos.
En cuanto a Europa en general, el rescate bancario español parece como un ejercicio más para hacer frente a su pecado original de rescatar Grecia. Se nos dijo que no se podía permitir un fracaso de Atenas porque su suspensión de pagos podría llevar el contagio a otros países, llevar a Europa a una recesión y, quizá, a la ruptura de la eurozona. Después de dos años y de tres rescates más, Europa está en recesión y el contagio se ha propagado a España y puede que luego a Italia.”

Print Friendly, PDF & Email