La agencia de noticias británica asegura que el banco español ultima un acuerdo para  comprar una participación mayoritaria de la financiera de la cadena de grandes almacenes. Citan dos fuentes “cercanas a la operación” y explican que el Santander tendría acceso a la enorme base de datos de clientes de El Corte Ingles.

El articulo de Reuters

Reuters dice: “El mayor banco de España, el Santander, está ultimando un acuerdo para comprar una participación mayoritaria en la mayor financiera de consumo del país, la de la cadena de grandes almacenes El Corte Inglés, dijeron fuentes el lunes.El Santander adquiriría el 51% de uno de los activos más lucrativos de El Corte Inglés, segun dos fuentes cercanas a la operación.”

Explica: “El minorista tiene más de 10,5 millones de clientes de sus tarjetas y su brazo financiero prestó 6.600 millones de euros el año pasado. Una de las fuentes dijo que el acuerdo podría ser anunciado tan pronto como este lunes por la noche. Las fuentes se negaron a decir cuanto podría ser el coste del acuerdo.”

El texto resalta: “La unidad financiera del Corte Ingles tuvo unos ingresos de 168,4 millones en 2012. El acuerdo permitirá a Santander acceder a la enorme base de datos de cliente de la empresa de propiedad privada y dirigirse a ellos con los productos de su propio negocio de financiación al consumo.”

[Leer el articulo completo en Reuters]

Reuters es una agencia de noticias internacional con sede en Londres y  fundada en 1851. Está considerada una de las más prestigiosas del mundo y suministra información tanto a medios de comunicación como a mercados financieros (valores, analisis de productos,etc). Antes independiente (sus estatutos prohibían que alguien poseyera más del 15% de las acciones), pertenece desde 2008 a The Thomson Corporation y ahora es conocida como Thomson Reuters. Cada día, transmite más de ocho millones de palabras en 26 idiomas. Durante la crisis del euro Reuters ha destacado  por revelar varias informaciones exclusivas sobre España (adelantó la petición del rescate a la banca). Aunque algunos periodistas han acusado a la agencia de tener una “agenda antieuro“.

Print Friendly, PDF & Email