La cadena hotelera española, dueña del Imperial Marhaba de El Kantaoui escenario del atentado yihadista que mató a 38 turistas extranjeros en junio, ha decidido salir oficialmente de Túnez, según publica El Mundo citando a la radio local “Shems FM”, abandonando todo su negocio hotelero en el país.

(Foto: Flickr/Moherckers)

El cese de operaciones empezará en septiembre y será definitivo a partir de enero de 2016. Afectará a los nueve hoteles que gestionaba RIU en el país. Los trabajadores serán indemnizados según los parámetros de la ley laboral tunecina y también se compensará a los socios de la empresa afectados por la ruptura de los contratos de explotación y gestión.

La cadena española estaba presente en Túnez desde 1999 compartiendo gestión en hoteles repartidos por toda la costa tunecina: El Kantaoui, Yasmine Hammamet, Mahdia y Djerba. Tras la salida de RIU, sólo queda una empresa hotelera española operando en el país: Iberostar.

Print Friendly, PDF & Email