El Moskovsky Komsomolets analiza en un artículo de Olga Kvasova el mercado inmobiliario español, uno de los más atractivos para el comprador ruso a los que el gobierno de Rajoy pretende atraer con medidas como el permiso de residencia por compras superiores a 160.000 euros. El texto asegura que la vivienda se ha abaratado ya un 60% en regiones populares entre los inversores rusos como la Costa del Sol o Ibiza y que los precios seguirán bajando.

Una urbanización en Estepona
(Foto: Flickr/Grupolar)

Moskovsky Komsomolets asegura: “Según la estadística, uno de cada dos rusos quisiera comprar un apartamento en el extranjero. A mucha gente le atraen los precios baratos, el sol, la comodidad y la vida tranquila. Sin embargo, no todos los negocios pueden salir bien. Hay países donde la compra de vivienda augura un gran riesgo para su comprador. En España, debido a la crisis, la vivienda se ha abaratado un 60% en las regiones que gozaban de especial popularidad entre los inversores rusos: Marbella, Torrevieja e Ibiza. En la Costa del Sol, uno de cada cinco inmuebles ha sido comprado por rusos.”

Explican: “Las populares villas en la Costa Brava y Costa Dorada, que hasta hace un par de años se vendían con enorme éxito, hoy por hoy son imposibles de vender siquiera con descuento. Los problemas en el mercado de la vivienda comenzaron mucho antes que la crisis financiera undial y se vieron acompañados de una construcción descontrolada en la costa. Las construcciones se vieron sobrevaloradas entre un 20% y un 30% dependiendo de cada provincia.”

El artículo recogen también que segun un gerente de inversores: “ahora mismo hay sin vender cerca de 700.000 casas, un 60% de las cuales se halla en la costa mediterránea”. Y añaden: “El desempleo ha superado oficialmente el umbral crítico del 25%, la crisis hipotecaria y los excesos de las propiedades inmobiliarias en la costa crean premisas para una ulterior caída de los precios. Además, España está amenazada de la quiebra de su deuda. En este país se está repitiendo el guión griego de la deuda pública, lo cual significa que la caída de precios continuará.”

[Leer el artículo en el Moskovsky Komsomolets]

Print Friendly, PDF & Email