La compañía Orbital Outfitter está tratando de diseñar algo asi como un traje-paracaidas para volver del espacio. El objetivo más ambicioso es conseguir un sistema que permita la reentrada a la Tierra de los astronautas desde una altura cercana a los 240 kilómetros, aunque primero trataran de lograrlo desde 31km -altura desde la que ya ha saltado y sobrevivido un ser humano- y luego desde 96.

El 16 de agosto de 1960, Joe Kittinger fue el primer hombre que se tiró en paracaidas practicamente desde el borde del espacio. Un globo le subió a más de 31.000 metros de altura y desde allí se lanzó. Estuvo 4 minutos y 36 segundos en caida libre y superó la barrera del sonido. Existe un video que muestra como fue esta increible aventura.
 

Imagen de previsualización de YouTube
 
Pero ahora la idea es lograr un traje-paracaidas que haga que esto sea “fácil y seguro”. Serviría tanto para hacer los saltos de paracaidismo más extremos de la historia como para ser una salida de emergencia a los pasajeros de los futuros vuelos comerciales suborbitales si hay problemas. El traje deberá ser capaz de proteger del calor de la reentrada en la atmósfera, proporcionar el oxígeno necesario, nivelar la presión y sobre todo frenar en el momento justo.

Los ingenieros creen que aun queda mucho trabajo por hacer, pero la imaginación popular ya ha empezado a desbordarse.
 

Print Friendly, PDF & Email