En otro gesto para marcar claramente el giro de política y el cambio con respecto a su predecesor en el cargo, el nuevo presidente español ha recibido en La Moncloa al Círculo de Corresponsales Extranjeros en España. En sus seis años y medio de presidencia, Mariano Rajoy no accedió nunca a tener un encuentro  con este colectivo que agrupa a buena parte de los periodistas de medios internacionales que cubren España. En el poco más de un mes que lleva al frente del gobierno, Sánchez ya se ha reunido con ellos, evidenciando que está decidido a tener un trato más directo y constante con estos periodistas que contribuyen en sus escritos a perfilar la imagen de España en Europa y el resto del mundo.

La escenificación de este cambio de política de comunicación se produjo este martes 10 de julio a última hora de la tarde. En realidad, fue el equipo de prensa, con el Secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, a la cabeza, quien invitó a la Moncloa a una delegación del Círculo de Corresponsales para establecer un primer contacto. Asistieron unos 40 socios del Círculo y algún corresponsal extranjero más. Y en un momento del encuentro apareció por sorpresa el propio Pedro Sánchez para saludar y charlar de forma informal con los periodistas.

El Círculo de Corresponsales Extranjeros realiza habitualmente encuentros de sus socios con destacados representantes de la política, la economía o la sociedad española. Y de hecho el propio Sánchez se reunió con ellos hace poco más de un año, en mayo de 2017, cuando les invitó a la sede socialista de Ferraz. Pero hasta ahora, y a pesar de que los dos últimos presidentes de la asociación lo han intentado repetidas veces, Mariano Rajoy no ha llegado a reunirse con este colectivo. Los corresponsales tuvieron que conformarse con “pequeñas charlas informales con el presidente en las copas de Navidad de Moncloa” como recuerda uno de ellos o con las contadas entrevistas que concedió Rajoy a grandes cabeceras de la prensa internacional.

Esta política de comunicación hacia los medios extranjeros recibió críticas, y no solo de los corresponsales, especialmente durante la crisis catalana. La Generalitat mantuvo un contacto constante -incluso creó un canal de comunicación directo vía whatsapp con los corresponsales que estaba operativo casi las 24h del día- y muy estrecho y logró un gran eco a los argumentos y posiciones independentistas, mientras que el silencio fue la tónica dominante desde Moncloa. Ahora el Ejecutivo de Sánchez busca evitar estos errores y tener un mayor vínculo. Incluso podrían recuperar la Dirección de Información Internacional que existió en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero.

De momento, Pedro Sánchez ya ha cambiado el tono con respecto a los corresponsales con esta reunión y varios de ellos lo han resaltado en sus cuentas de twitter, colgando incluso más imágenes del encuentro.

Print Friendly, PDF & Email