BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Carlos Barra en la Fundación Sistema:

[…] ¿Alguien en su sano juicio puede creer responde a la verdad, la afirmación de que ningún madrileño espera más de 30 días para ser intervenido quirúrgicamente? Solamente el obligado respeto a la confidencialidad de los datos clínicos, impide relacionar centenares de personas que esperan hoy mucho más de ese tiempo para ser intervenidos. Por tanto esa afirmación es falsa.

¿Piensa la Sra Aguirre que los profesionales sanitarios no sabemos que hoy es una falacia afirmar que podamos consultar las historias clínicas de los pacientes en toda la red hospitalaria y centros de salud de la región? […] Respecto a la apertura de nuevos Centros de Salud y dado el número de ellos que el programa indica (más de 70), no se sabe si se refieren, a los abiertos desde que el PP es el responsable de la gestión sanitaria en la Comunidad de Madrid (1996-2011), a los reformados o aquéllos que han sustituido a otros ya funcionantes. Lo cierto es que la promesa electoral del PP en 2007 de construir cincuenta nuevos Centros de Salud se ha incumplido de manera clamorosa a pesar de utilizar recursos de manera un tanto anómala (utilizando dinero del Plan E. del Gobierno de Zapatero) […]

los nuevos hospitales puestos en marcha en la legislatura que ahora acaba. No considero necesario repetir argumentos ya expuestos en otras ocasiones, respecto a la hipoteca que su elevado coste ha supuesto para el futuro y sostenibilidad de nuestro sistema sanitario público. Resaltar además que no han solucionado los problemas que los madrileños tenían en el campo de la Atención Especializada. Hoy las demoras para consultas de especialidades y pruebas diagnósticas no sólo no se han reducido sino que se han incrementado. Si a lo anterior añadimos la petición de las concesionarias de esos hospitales, pidiendo más dinero al Gobierno Regional para evitar un posible colapso, puede afirmarse que el negocio ha sido ruinoso para los madrileños, que van percibiendo ahora la absoluta falta de planificación que presidió todo el proceso de ubicación y adjudicación de dichos hospitales y que únicamente tenían como objetivo el desembarco del sector privado en el sistema sanitario público. Concluyendo: en el apartado logros conseguidos, el programa, siendo prudente, es más una enumeración de deseos no realizados que una realidad tangible.